La Fed cocina a fuego lento la retirada de los estímulos

Powell no quiere cometer ningún error al comunicar su decisión al mercado

El presidente de la Fed, Jerome Powell, no quiere precipitarse a la hora de anunciar de manera oficial el comienzo de la retirada de los estímulos monetarios. 

No quiere dar un paso en falso que pueda justificar otra “rabieta” de los mercados. Por eso, en su comparecencia tras la reunión de la Fed, apuntó que el comienzo de la reducción de la compra de activos puede comenzar en noviembre. 

Eso sí, al momento dejó la puerta abierta a dar marcha atrás en caso de que las condiciones económicas no sean las idóneas para hacerlo. 

Mensaje en línea con lo esperado

Su mensaje está en línea con lo que esperaba el mercado, que intuía que el anuncio oficial se haría ahora en septiembre o en la reunión de noviembre. Todo apunta a que será los días 2 y 3 de ese mes, que es cuando está fijado el próximo encuentro. 

Si comienza la retirada en noviembre, el proceso quedará concluido a mediados de 2022. 

Publicidad

Otro punto destacado de la reunión fue que aumenta el número de miembros de la Fed que se inclinan por subir tipos el próximo año. Ahora mismo hay empate entre los que están a favor y en contra. 

Publicidad

Wall Street se lo toma con calma

Wall Street se tomó con calma las palabras de Powell y cerró al alza. Hubo varios motivos para ello. Su discurso fue el esperado por el mercado. Cuando compareció, los índices estadounidenses estaban en plena subida aprovechando la tregua de Evergrande. 

Y, finalmente, porque existe el convencimiento de que la economía se desacelerará y la Fed no podrá ser tan agresiva con su política monetaria. De hecho, el banco central revisó a la baja sus previsiones de crecimiento económico para este año, hasta el 5,9 por ciento desde el 7 por ciento previsto. Eso sí, aumentó sus expectativas de inflación. 

Las bolsas, tras una lectura más reposada de la comparecencia de Powell, darán su veredicto. 

En portada
Publicidad
Noticias de