El dividendo de Rovi sigue sin rival entre sus pares

Rovi ofrece la mayor rentabilidad por dividendo entre sus pares del IBEX 35 y las proyecciones apuntan a que no encontrará rival en los próximos 12 meses

Rovi ofrece una rentabilidad por dividendo de cara a un año del 1,51 por ciento, la mayor del sector presente en el IBEX 35. 

El laboratorio madrileño no encuentra rival en esta parcela después de anunciar un incremento del dividendo del 151 por ciento, hasta los 0,95 euros por acción, con cargo a las cuentas de 2021, desde los 0,38 euros abonados por los resultados de 2020. 

Publicidad

La subida implica un reparto del 35 por ciento de beneficio neto consolidado de 2021, año en el que elevó el beneficio en el mismo porcentaje que ha subido el dividendo, hasta los 153,1 millones de euros.

Almirall persigue a Rovi 

Almirall sigue a Rovi en lo que a rentabilidad por dividendo se refiere a 12 meses, hasta los 1,20 euros, según las estimaciones del consenso. 

La farmacéutica cerró el año pasado con unas pérdidas de 40,9 millones de euros debido a varios deterioros contables que se elevaron hasta los 103 millones de euros. Sin ellos, el beneficio hubiese sido de 81,4 millones, el 14,4 por ciento menos que en 2020. 

Publicidad

Pese a ello, pagará un dividendo de 0,19 euros por acción, previa aprobación en la junta de accionistas del 6 de mayo, día en el que se producirá también el cambio de presidente.

Publicidad

Pharmamar, tres años consecutivos de dividendos 

Pharmamar abonará dividendo por tercer año consecutivo, algo no visto en una década en la biofarmacéutica. 

El grupo de origen gallego abobará 0,65 euros por acción con cargo a las cuentas de 2021, frente a los 0,6 euros de un año atrás. 

La compañía cuenta con más de 200 millones de caja para hacer frente a una retribución a los accionistas por un importe en el rango superior a lo esperado por el consenso, que se situaba entre los 0,6 euros y los 0,66 euros. 

El pago llega gracias a que Pharmamar cerró el año con incremento de los ingresos por Zezpelca que llevaron al grupo a un beneficio de 92,8 millones de euros, por encima de los poco más de 60 millones que esperaba el consenso. Con estos mimbres, su rentabilidad por dividendo a un año es del 0,93 por ciento.

Grifols tiene bloqueado el dividendo hasta, al menos, 2023, ejercicio en el cual espera resolver sus problemas de deuda e incrementar la caja para poder retomar la retribución a los accionistas.

Publicidad
En portada
Noticias de