Foros Inversión

Cómo evitar que los inversores entren en pánico

Los expertos participantes en el Foro Asesores Financieros 2020, organizado por la revista INVERSIÓN, dan las claves para adoptar las mejores decisiones en los mercados

La pandemia del Covid-19 ha dado un vuelco a los mercados de capital de todo el mundo. Las carteras han incorporado valores inimaginables hace pocos meses en sustitución de los que tradicionalmente han acaparado los intereses de los inversores.

La incertidumbre obliga a “prever el timing del mercado, pensar a largo plazo y apostar por carteras diversificadas que tengan en cuenta los objetivos del inversor”. A través de “herramientas que permitan obtener rentabilidades a lo largo del ciclo y con menores caídas en los momentos complicados”, explicó Ana Rosa Castro, directora de ventas de Nordea, durante la sesión ¿Invertir o estar en liquidez? celebrada este jueves bajo el marco de la séptima edición del Foro Asesores Financieros 2020, organizado por la revista INVERSIÓN.

¿Qué más leer?

El sector del asesoramiento financiero se consolida para ganar competitividad

Algo que se hace complicado por la volatilidad a la que está sometida el mercado como consecuencia de los efectos tanto de la primera como de la segunda ola de la pandemia y que se suma a las generadas anteriormente por el Brexit, la guerra comercial entre los Estados Unidos y China, o la inestabilidad política en algunos países europeos como España.

Tomar decisiones a corto plazo

Un escenario ante el que Javier Fano, responsable de Banco Mediolanum para el área de Andalucía y Extremadura, recomendó “mantener la calma y no cambiar las decisiones coherentes tomadas antes del estallido de la crisis. La clave está en tomar decisiones a corto plazo pero sin modificar la estrategia a largo plazo”.

Para Fano, se debe diseñar “un plan que amueble la casa” que aporte soluciones estructurales para cumplir con los objetivos de inversión de mayor calado. Una estrategia caracterizada por la “flexibilidad” y que, huyendo de las modas, incorpore “nuevos modelos”.

En este sentido Ana María Vicente, senior client relationship manager de Candriam, apostó por diseñar “estrategias más complejas” que las que se venían aplicando hasta ahora en las que se incorporen “una gestión alternativa con activos líquidos para buscar una descorrelación del mercado”.

La importancia de la diversificación

Francisco Márquez de Prado, miembro del equipo comercial de J.P.Morgan Asset Management, apostó por la diversificación regional a partir de los fondos de inversión. Es decir, incorporar activos tanto europeos como estadounidenses y asiáticos a las carteras.

“Diversificarse de una manera correcta es clave y tenemos un mundo entero para diversificar a través de vehículos como los fondos mixtos, los fondos de fondos… Los fondos llegan a todas partes”, señaló. 

¿Qué más leer?

La pandemia impulsa la figura del asesor financiero

Tesis que también respaldó Fano que señaló que “diversificar es el corazón de la estrategia de Banco Mediolanum”.

Con respecto a los drivers que marcarán las inversiones en el próximo periodo hubo consenso entre los ponentes. Las megatendencias ya apuntadas por la revista Inversión serán las protagonistas. Así, sostenibilidad, tecnología y salud serán los ganadores en el futuro inmediato.

“La tecnología es un concepto mucho más amplio que el que conocemos. Está en todos lados”, aseguró el experto de J.P. Morgan. A lo que se añade que el crecimiento vendrá determinado por el envejecimiento de la población, muy ligado a las innovaciones tecnológicas. “Cualquier futuro va a tener que invertir en tecnología”, sentenció Ana María Vicente.

La sostenibilidad marcará el cambio

Por otra parte, la “sostenibilidad -una vez clarificada la nueva regulación- marcará el cambio y, a medio y largo plazo el sector energético tendrá importancia”, opinó Ana Rosa Castro. Ahora bien, no será tal y como lo conocemos ahora, sino que “habrá rotación”.

Asimismo, a la hora de invertir en la conocida economía verde o valores ESG hay que tener cuidado. “No se trata de invertir en algo verde sí porque sí, sino de hacerlo en compañías responsables medioambientalmente, con buen gobierno corporativo, …”, apostilló Márquez de Prado.

No obstante, lo anterior no excluye que haya que tener una visión más amplia estar muy atentos a las valoraciones “hay sectores tradicionales que pueden subir y, a su vez, valores que pueden subir mucho pero no ser interesantes”. En definitiva, “separar el grano de la paja”, concluyó el miembro del equipo comercial de J.P.Morgan.

El error de aplazar las inversiones

Otra de las conclusiones que se alcanzaron a lo largo de la jornada es que marcarse un objetivo temporal de acuerdo con los objetivos financieros y no tomar decisiones en base al miedo son factores determinantes para garantizar las inversiones.

Lo que tampoco es una buena alternativa es “aplazar la decisión de invertir, ya que esto implica no invertir nunca y, por tanto, no conseguir los objetivos financieros nunca”, aseguró Márquez de Prado. A lo que Fano apostilló “aplazar una decisión no es una decisión”.

No obstante, el momento de, en palabras de Fano, “gran estrés” que atraviesan los inversores no ayuda y la figura del asesor financiero cobra más relevancia que nunca. “Gestionamos estados de ánimo. El asesor financiero debe evitar que los inversores cometan errores, interpretando el mercado según los objetivos de nuestros clientes”.

A este respecto las portavoces de Nordea y Candriam coincidieron en que es momento de “estar al lado del cliente” y avanzar en su educación financiera, reforzando las relaciones “de la mano de la digitalización”.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses