Asesores financieros

El sector del asesoramiento financiero se consolida para ganar competitividad

La CNMV apoya los procesos de concentración porque mejoran los márgenes de las empresas, les dotan de mayores recursos y aumentan su capacidad de ofrecer servicios de mayor valor añadido

La concentración del sector de asesoramiento financiero tiene como objetivo ganar competitividad.

La nueva regulación financiera, el incremento de costes derivados de la digitalización y la crisis económica provocada por la pandemia han abierto un camino sin retorno en el proceso de concentración de las empresas de asesoramiento financiero, cuyo objetivo es hacerse más competitivas.

La prueba de que la consolidación ya está en marcha se refleja en que en diciembre de 2017 existían 261 empresas servicios de inversión y en junio de este año se habían reducido a 233, debido, principalmente, a adquisiciones y fusiones, lo que supone 10% menos.

¿Qué más leer?

Sobrerregulación y volatilidad, los principales retos de los asesores financieros

En el caso de las EAF este descenso es más evidente. Cayeron un 13% debido a que su menor tamaño complica la viabilidad de su modelo de negocio.

Y es que ganar tamaño se ha convertido en uno de los objetivos del sector. “La falta de una dimensión mínima termina generando un círculo perverso en el que unos recursos escasos impiden dedicar el tiempo necesario a tareas comerciales, lo que deriva en un crecimiento insufi­ciente que lastra la cuenta de resultados”, asegura Jorge Coca Marqués, profesor del Instituto de Estudios Bursátiles (IEB), en el informe ‘Asesoramiento, consolidación y digitalización de los servicios financieros en España’, publicado por el IEB.

Apoyo del supervisor

El argumento de que el sector de asesoramiento necesita consolidarse para ir ganando economías de escala y mejorar sus márgenes lo comparten los responsables de la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

En opinión de Jorge Coca, la CNMV, al contrario que el Banco de España, “parece menos centrada en el ‘demasiado grande para caer’ y mucho más en el ‘demasiado pequeño para sobrevivir’”.

Las aseguradoras salen de compras

También el interés de las aseguradoras por compañías dedicadas a la gestión patrimonial y al asesoramiento financiero está impulsando la concentración.

Como ejemplo, los casos de Santalucía, que se hizo con el negocio de Aviva Gestión, o de Mutuactivos, que compró el 50,01% del negocio de banca privada de Alantra Wealth Management y más tarde adquirió un 20% del capital de Cygnus.

¿Qué más leer?

El Foro Asesores Financieros 2020 analizará ‘El nuevo asesoramiento que emerge tras la pandemia’

También Abante y Mapfre firmaron en 2019 una alianza estratégica para crear una plataforma independiente de asesoramiento y distribución de productos financieros. La aseguradora tomó una participación el 10% de Abante mediante una ampliación de capital, con la posibilidad de hacerse con hasta un máximo del 20%.

Por su parte, Abante compró el pasado mes de septiembre la empresa de asesoramiento financiero C2 Asesores para reforzar su plan de expansión en Navarra y La Rioja.

Otro caso en el sector de banca privada es el de Andbank España, que este año ha comprado Bank Degroof Petercam Spain y la gestora Esfera Capital.

El mejor modo de hacerlo

Llevar a cabo una fusión, una compra o una integración no es fácil. Antes de embarcarse en un proyecto las compañías deben analizar las características de su futura compañera de viaje y ver si comparten valores, filosofía, estilos de inversión, modelos de trabajo y enfoque empresarial, apunta Coca.

Tampoco hay que olvidar los factores cuantitativos que son los que terminan justificando cualquier operación, ni los aspectos de complementariedad entre las dos compañía en temas como: segmentos de clientela, estructura comercial, sinergias derivadas de la posible unión, ahorro de costes implícitos o tipos de licencias regulatorias.

¿Qué más leer?

La pandemia impulsa la figura del asesor financiero

A juicio de Jorge Coca, “si los números no salen, por mucha comunión que exista en otros aspectos, mejor no dar el paso. Pero también es cierto que darlo basándose solo en números es una receta para el fracaso de la operación”.

Considera que cuando las empresas trabajan con un objetivo claro, actuando con franqueza y entendiendo que la unión generará benefi­cios para todos, “los escollos del camino se superan”.

Lo que está claro es que la concentración en España de las empresas de asesoramiento financiero continuará, como ya ocurre en otros países de nuestro entorno.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.