Un fondo que evita el ruido del mercado a corto plazo

El fondo EDM Inversión apuesta por empresas de pequeña y mediana capitalización de calidad

El EDM Inversión se beneficia de un equipo centrado que ejecuta un proceso de selección de valores repetitivo. Sus clases de acciones más baratas obtienen un Morningstar Analyst Rating de Silver, mientras que la clase de acciones más cara recibe una calificación de Bronze.

El CIO de EDM, Ricardo Vidal, y el gestor de carteras, Alberto Fayos, tenían un gran reto cuando el veterano gestor del fondo, Juan Grau, se retiró en 2018 después de 30 años al frente.

Publicidad

Sin embargo, la gestora había planificado la transición desde 2015, y los actuales gestores han demostrado una sólida capacidad de gestión de carteras y conocimiento del universo de inversión.

La gestora amplió el equipo a finales de 2018, ya que Ignacio Ortiz de Mendivil se unió a EDM para mejorar el esfuerzo de investigación en este segmento.

Fue ascendido a cogestor de cartera en 2021. Su incorporación es una buena noticia para los inversores: Fayos se dedica plenamente a este fondo, pero Vidal es el CIO, por lo que sus responsabilidades van mucho más allá de este mandato.

El proceso de inversión del fondo se mantiene fiel a sus raíces, y su principal ventaja radica en el amplio conocimiento que el equipo tiene del conjunto de oportunidades y en la profunda investigación fundamental realizada sobre las empresas que se ajustan a sus criterios de inversión.

Publicidad
Publicidad

Enfoque de inversión del EDM Inversión

Nos gusta la consistencia, la repetibilidad y la alta convicción expresada en el enfoque. El proceso del fondo obtiene una calificación alta.

El enfoque de inversión del equipo es puramente ascendente (bottom-up). Los gestores se centran en empresas con una alta rentabilidad sobre los fondos propios, una gestión sólida, un crecimiento de los beneficios fuerte, sostenible y predecible a largo plazo y una valoración razonable.

Mentalidad de largo plazo

Un segundo paso en el proceso es el análisis de la valoración. Nos gusta la mentalidad a largo plazo del equipo, que trata de evitar el ruido del mercado a corto plazo al tiempo que aprovecha la volatilidad del mercado.

Una consecuencia de este enfoque es que la rotación de la cartera suele ser baja, con una media del 20 por ciento anual durante la última década. La cartera tiende a concentrarse en unas 25 posiciones, sin prestar atención al índice de referencia.

Como resultado, el fondo tiende a tener menores pesos en los componentes más grandes del índice. Las selecciones de mayor convicción del equipo suelen tener un tamaño de entre el 5 y el 7 por ciento de los activos, aunque la mayoría tienen un peso de alrededor del 3 por ciento.

Publicidad

La cartera se ha inclinado históricamente hacia los valores de pequeña y mediana capitalización, ya que los gestores consideran que es un terreno fértil para buscar oportunidades.

En términos de estilo, el equipo está dispuesto a pagar una prima por las empresas de mayor calidad con una trayectoria de crecimiento sostenido.

Los gestores, atentos a las valoraciones

No obstante, los gestores prestan atención a las valoraciones para gestionar el riesgo a la baja, manteniendo la cartera ampliamente diversificada entre los segmentos de estilo, tamaño y sector.

Los gestores despliegan el capital con cautela cuando surgen oportunidades, dejando a veces el efectivo al margen. El peso de la liquidez subió al 20 por ciento en mayo de 2017, por ejemplo, pero los gestores se han mantenido en su mayoría totalmente invertidos en los últimos tres años, ya que ven muchas oportunidades en las acciones españolas.

Publicidad

Históricamente, la mayoría de los valores del fondo han estado en la cartera durante varios años. En 2020-21, sin embargo, han remodelado la cartera en mayor medida en respuesta a la volatilidad.

Algunos de estos cambios merecen ser observados: los gestores recortaron su exposición a los bancos en 2020, por ejemplo, después de haber construido una participación cercana al 10 por ciento a finales de 2019.

La mayor parte de ese capital se reinvirtió en nombres de mayor calidad y más defensivos, como Rovi y Coca-Cola European Partners, así como en REIT. En línea con el año 2021, los valores industriales representaban alrededor del 25 por ciento de la cartera en abril del 2022.

Resultados competitivos del fondo EDM Inversión

Los gestores han obtenido unos resultados competitivos ajustados al riesgo a largo plazo, aunque los recientes son menos impresionantes, especialmente tras un duro comienzo en 2022.

Dado el cambio de propiedad de EDM, vemos cierto grado de incertidumbre en torno a la estrategia a largo plazo de la empresa. Las comisiones también restan atractivo al fondo. Dicho esto, sigue siendo una opción sólida y probada para los inversores que buscan una exposición muy activa a la renta variable española.

Publicidad

● Añada las noticias de finanzas.com a sus redes sociales: Twitter | Facebook | Linkedin | Flipboard. También en su app de mensajería: Telegram

En portada
Publicidad
Noticias de