Ráfaga de optimismo

Los planetas parecen haberse alineado para propiciar un buen trimestre para los fondos de inversión. El punto y final de[…]

Los planetas parecen haberse alineado para propiciar un buen trimestre para los fondos de inversión. El punto y final de la guerra por el pasivo bancario a través de depósitos, la buena marcha de la bolsa, el mayor apoyo de los bancos a los fondos frente a las imposiciones a plazo y la creciente diversificación del inversor español han hecho posible volver a ver crecimientos patrimoniales en este mercado. Según el último informe mensual de fondos elaborado por Ahorro Corporación, el patrimonio gestionado por los fondos de inversión aumentó en 2.160 millones de euros en el primer trimestre, lo que supone un 1,6 por ciento más que en el mismo periodo del año anterior. Se convierte así en el mejor trimestre desde 2007.

En términos de rentabilidad, también llegan buenas nuevas. Pese a los vaivenes de finales de marzo, el rendimiento medio de los fondos alcanzó el 2,35 por ciento en los tres primeros meses del año. Esta cifra contrasta con la caída anual del 0,44 por ciento con la que cerró 2011.

Pese a los positivos datos trimestrales, marzo ha lanzado un aviso a los gestores, ya que ha supuesto un freno en la trayectoria de crecimiento patrimonial iniciada en diciembre de 2011. El pasado mes, los reembolsos alcanzaron los 220 millones. El castigo al Ibex y a la deuda española han hecho elevar la cautela de los inversores. Frente a las entradas generalizadas de dinero que se produjeron en enero y febrero, en marzo sólo los fondos de renta fija a largo plazo mantuvieron la tónica alcista (captaron 170 millones de euros en suscripciones netas). Las operaciones de refinanciación a largo plazo aprobadas por el Banco Central Europeo han dado sus frutos. De los fondos de renta variable, sin embargo, salieron 40 millones de euros en marzo.

En portada
Publicidad
Noticias de