¿Qué puede lograr de su banco con su nómina?

euros-tacos-afp--644x362

El mercado de cuentas nómina está en plena ebullición. A medida que Santander ha ido empeorando las condiciones de su Cuenta 1 2 3, diferentes entidades relanzaban este tipo de productos con ofertas que, en la mayoría de los casos, no incluyen el cobro de comisiones por mantenimiento y administración. Como decíamos, el banco rebajará por tercera vez, la segunda en lo que vamos de año, el importe máximo a remunerar, aunque mantendrá el resto de condiciones relativas a la devolución de recibos y el cobro de comisiones.

Bankia ha sido de las últimas en contraatacar. La entidad que preside José Ignacio Goirigolzarri acaba de dar una vuelta más a su 'Cuenta On Nómina', con el fin de captar nóminas a través de canales online. Los nuevos titulares no tendrán que abonar comisiones de ningún tipo e incluye una tarjeta de crédito y otra de débito totalmente gratuitas. Además, los primeros 8.000 clientes tendrán un bono de 50 euros canjeable en distintos establecimientos.

Javier Mezcua, experto en cuentas de HelpMyCash.com, señala que las opciones que tiene un cliente bancario para domiciliar la nómina son muy amplias y, aunque es cierto que la Cuenta 1 2 3 de Santander cuando se lanzó revolucionó el mercado porque combinaba diferentes ventajas, hay un sinfín de opciones dependiendo de lo que se busque: «Para los clientes que quieran rentabilidad tienen a su alcance la Cuenta Nómina de Bankinter, con una bonificación del 5 por ciento el primer año o la Cuenta 360 º de Cajamar y la Cuenta Expansión Plus de Banc Sabadell, ambas con una rentabilidad del 3 por ciento y sin comisiones», destaca el experto. Para aquellos que quieran devolución de los recibos también tienen diferentes opciones donde elegir como es la Cuenta Naranja de ING o la Cuenta Nómina de Openbank, con un 1 por ciento de devolución. Por último, hay entidades que ofrecen dinero en efectivo como gancho para captar nuevos clientes como es el caso de Cajamar, que regala 200 euros en efectivo; Liberbank y Abanca; con 150 euros, e ImaginBank, de 100 euros.

Pero, para los clientes de Santander que no quieran realizar la mudanza a otra entidad, el banco también les ofrece una alternativa: la Cuenta 1 2 3 Zero, sin comisiones, aunque sin ningún tipo de ventaja adicional. Lucía Veiga, experta de iAhorro, cree que muchos de los titulares buscarán otras opciones, «pero otros se quedarán por la fiabilidad que ofrece el banco».

Mezcua sostiene que en las próximas semanas, en las que los clientes de Santander se planteen qué hacer con su cuenta, se verán «algunos movimientos de bancos y puede ser que surjan nuevas cuentas o promociones o que prorroguen las que ya tienen». De la misma opinión es Estefanía González, experta en finanzas personales de Kelisto. «La mayoría de bancos ya tiene alguna cuenta sin comisiones, por lo que podríamos asistir al lanzamiento de promociones especiales con las que robar a clientes al Santander». Este tipo de ofertas podrían pasar por cuestiones como ofrecer regalos, regalar dinero en efectivo y ofrecer devolución de recibos, entre las promociones más habituales, añade González. 

Por su parte, Veiga señala que «el cliente que domicilie puede optar por bastantes alternativas en cuentas sin comisiones». Y es que prevé que las entidades seguirán ofreciendo cuentas nómina con condiciones mejoradas para atraer a un cliente muy atractivo para ellas y garantizarse de esta manera ingresos periódicos.

Qué debe pedir a su banco

Cero comisiones. Los expertos coinciden al señalar que ésta es la primera exigencia que debe pedir el cliente bancario a su nuevo banco. «El cliente que busque domiciliar una nómina debe tener claro que el banco no le cobre comisiones de mantenimiento, administración ni por transferencias y, en caso de que fuera así, que las ventajas compensen a los gastos», recomienda Mezcua. Lucía Veiga indica que con la llegada de los clientes digitales cobra más sentido esta ausencia de comisiones: «Las comisiones gratuitas son un reclamo para atraer clientes en banca desde hace años. Y la tendencia, sobre todo con la entrada de los clientes digitales en la banca, es que se eliminen de la mayoría de los productos».

En cuanto a las tarjetas, al menos la de débito debería ser gratuita. Incluso «si viajamos continuamente, podemos buscar un banco que no cobre comisiones al pagar en otra divisa y que nos permita sacar dinero gratis o con un coste bajo en el extranjero», pone como ejemplo Mezcua. González añade que las tarjetas tampoco deberían estar supeditadas a hacer un consumo mínimo para poder disfrutar de su gratuidad y que ésta, además, fuera indefinida en el tiempo. Veiga también sugiere que tener una nómina domiciliada en el banco podrá facilitarle «mejores condiciones de financiación». Si ya se ha decidido a cambiar de banco, hay una serie de puntos a vigilar. González aconseja «analizar bien la letra pequeña y, sobre todo, mirar dos cosas: si nos exigen tener unos ingresos mínimos para acceder a cualquiera de estas ventajas y si alguno de estos beneficios conlleva un requisito de permanencia». En caso de esto último, advierte de que puede llegar a prolongarse hasta cuatro años y que, en caso de no cumplirlo, habría que abonar una penalización.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.