¿Preludio de un cambio de tendencia en los fondos?

os fondos de inversión españoles llevaban 30 meses (dos años y medio) sin ver reembolsos netos pero en septiembre el dinero ha salido de estos vehículos. ¿Son salidas puntuales o marcarán un punto de inflexión en la industria?

Fondos de rentas

Como una fuente inagotable, el dinero no dejaba de entrar en los fondos de inversión españoles, que encadenaban ya 30 meses, dos años y medio consecutivos, registrando suscripciones netas. De hecho, aunque durante algunos meses, y de forma puntual, su patrimonio registró caídas, éstas se habían debido hasta ahora fundamentalmente al efecto mercado, pues los partícipes seguían dirigiendo sus capitales a los fondos de inversión, al margen de la buena o mala marcha de la renta fija o las bolsas.

Pero en septiembre la situación se dio la vuelta: a pesar de la volatilidad, los mercados realizaron una aportación positiva a las carteras de los fondos y esta vez fueron los inversores y ahorradores los que les dieron la espalda, con salidas que superaron las ganancias provocadas por los mercados. En concreto, y según los datos provisionales de Inverco, retiraron 540 millones netos, provocando una caída en el volumen patrimonial de casi 200 millones de euros en los fondos mobiliarios, y dejando su patrimonio en 272.771 millones de euros, un 0,1 por ciento por debajo de la cifra de cierre de agosto. 

El cambio de comportamiento de los inversores sorprende, pero también es cierto que en los últimos meses ya habían desacelerado y moderado las suscripciones, como un aviso de lo que se avecinaba. La pregunta es si, tras lo ocurrido ahora, los inversores están mostrando un cambio de actitud, menos positiva hacia los fondos, un comportamiento que se esperaba más adelante, solo cuando el Banco Central Europeo empezara a subir tipos -algo que no se prevé hasta el verano de 2019 y a pesar de que ya ha empezado a reducir su programa de compra de bonos, que finalizará este año-. ¿Supone este comportamiento un cambio de tendencia en la evolución positiva de los fondos que, con algún que otro bache, siguen una senda alcista desde el año 2012? 

Algunos expertos hablan de salidas coyunturales y puntuales, debidas a la volatilidad del mercado, y también al retraso en la aplicación de MiFID II, que genera dudas entre los inversores. Pero también advierten de que habrá que estar atentos, si las salidas de dinero continúan, sobre la posibilidad de un potencial cambio de tendencia.

Salidas puntuales

Desde Inverco, donde recuerdan que los fondos acumulan 11.612 millones en suscripciones netas este año, matizan la situación y explican que en los últimos años también han ocurrido eventos que han provocado caídas patrimoniales y no han empañado esa tendencia alcista de medio plazo. «Hace unos tres años, y coincidiendo con la incertidumbre sobre China, también los fondos de inversión experimentaron reembolsos tras una larga serie de meses con entradas netas. Y no significó en absoluto cambio de tendencia, sino una reacción lógica del partícipe ante situaciones de elevada volatilidad en los mercados, que incrementa la aversión al riesgo en los inversores», explica José Luis Manrique, director de Estudios y Estadísticas de Inverco. 

Por eso cree que la situación actual puede ser puntual: «De momento todo hace pensar que el dato de septiembre respecto a los reembolsos producidos también puede ser coyuntural, sin significar un cambio de tendencia en la industria. De hecho, los fondos continúan siendo producto de referencia en las familias españolas a la hora de canalizar sus inversiones, tal y como confirman los datos de Banco de España sobre ahorro familiar».
Eso sí, advierte, si los reembolsos se mantuvieran durante varios meses de forma consecutiva, podríamos empezar a pensar en una corrección de tendencia. «Como dato a tener en cuenta, a nivel global europeo, mayo y junio fueron meses de reembolsos, mientras que en España hubo suscripciones netas positivas», añade.

Mercados y MiFID II

Y las razones podrían radicar en la volatilidad y las dudas en los mercados... y también en el retraso en la implantación de MiFID II. «Lo que está caracterizando a los mercados durante los últimos días es la incertidumbre, independientemente de la rentabilidad final, lo que genera dudas lógicas entre los ahorradores. No es que los inversores se estén volviendo más conservadores, sino que la percepción del riesgo es superior en estos momentos», dice Manrique. En su opinión, parece que de momento el inversor tiene claro que los fondos le van a permitir al menos no perder poder adquisitivo, frente a otras alternativas de inversión que apenas le van a asegurar la preservación del capital. «Pero lógicamente, la marcha de los mercados va a condicionar su comportamiento», explica.

«En Mutuactivos consideramos que los reembolsos sufridos en el tercer trimestre responden a la situación de los mercados, lo que ha llevado a los inversores a mostrarse más conservadores. De forma especial influye el hecho de que la renta fija se encuentre en negativo, lo que ha provocado que los inversores estén encontrando dificultades para apostar por activos tradicionalmente considerados seguros y que ahora arrojan pérdidas», dicen en la gestora. De cara a los próximos meses no descartan que se repitan las caídas en el mercado de fondos, «especialmente mientras se mantenga la inestabilidad política y la incertidumbre regulatoria, con anuncios de subidas de impuestos y posibles modificaciones fiscales», añaden.

Según Antonio Banda, CEO de la EAFI Feelcapital, el retraso en la aplicación de MiFID II también está detrás de la paralización de la senda alcista en los fondos, la desaceleración del crecimiento de los inversores y los reembolsos. En su opinión, los sucesivos retrasos en la aplicación en España de la nueva normativa europea de mercados financieros está afectando de manera negativa. El experto recuerda que, a cierre del mes de agosto había 15.453.950 partícipes en fondos de inversión en España, casi un 16,31 por ciento más que el año anterior, mientras que en 2017 el crecimiento fue de más de un 22 por ciento respecto a 2016. «Este freno en el crecimiento no es razonable puesto que la situación económica ha mejorado y en estos periodos históricamente se incrementaba notablemente el número de los partícipes en fondos de inversión», dice.
Actualmente, a finales de septiembre, el número de cuentas de partícipes en fondos nacionales es de 11.326.816, tras aumentar en septiembre en 33.909, de acuerdo con los datos de Inverco. 

Según Banda, «el retraso de la llegada de MiFID II, que nos ha costado una denuncia por parte de la Comisión Europea, ha paralizado la distribución de fondos. Esperemos que esta trasposición -la directiva se transpuso el pasado 28 de septiembre con un Real Decreto Ley- suponga un punto de inflexión en este sector y acerque al español medio a la inversión».

Salidas en España, entradas en Luxemburgo

Los expertos también matizan que en algunos casos las salidas de dinero no son tales, y simplemente se corresponden con un movimiento de los inversores para salir de fondos españoles y entrar en sus homólogos registrados en Luxemburgo. «Hay que señalar que para algunas entidades estas cifras de negocio son solo una parte de la foto, ya que, aunque hayan sufrido reembolsos en la gestora española, pueden haber tenido entradas positivas en otros vehículos, como los domiciliados en Luxemburgo, o en fondos de terceros. No siempre los datos de la gestora española son representativos del global del negocio de una entidad, especialmente para aquellos grupos que hacen gestión y distribución», explica Gadea de la Viuda, directora general de Abante.

En Abante, destaca las inversiones realizadas en los últimos meses y las buenas rentabilidades de sus fondos: «En primer lugar, las inversiones que venimos realizando en el último año, tanto en las nuevas oficinas como en equipo están dando resultados muy positivos en términos de marca y de mayor capacidad comercial para atraer a nuevos clientes. Además el comportamiento relativo de varios de nuestros productos en relación al mercado está siendo diferencial este año lo que ayuda a que los inversores nos confíen más patrimonio», dice.

Buenas perspectivas para el final de año

Aunque nadie tiene la bola de cristal, los expertos confían en que seguirá la buena marcha en los fondos: «Mientras las circunstancias se mantengan como hasta ahora, las perspectivas de los fondos no deberían cambiar respecto a su comportamiento durante 2018, año en el que estos vehículos acumulan más de 11.600 millones de euros de entradas netas», añaden desde Inverco.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.