Planes de pensiones emergentes. Una oportunidad a largo plazo

A pesar de que su revalorización es menor, la renta variable asiática presenta interesantes oportunidades

Mientras Asia sigue lidiando con la pandemia, los mercados de la región siguen beneficiándose del repunte global, gracias a su naturaleza cíclica.

Esto supone que la región está funcionando con una recuperación a dos velocidades: los sectores orientados al exterior se están recuperando con fuerza, mientras que los sectores orientados al mercado doméstico y otros sectores relacionados con el consumo continúan rezagados. 

Publicidad

Las exportaciones han liderado la recuperación, beneficiando a economías como Corea del Sur, Taiwán y China, que están exportando bienes de capital, materias primas y productos electrónicos clave.

Los balances de Asia son sólidos y parece probable que continúen mejorando, una vez que el porcentaje de población vacunada aumente y las economías reabran por completo.

Hasta entonces, el crecimiento estará impulsado por el sector externo, pero lo peor probablemente haya pasado ya para la región en su conjunto. 

Publicidad
Publicidad

A la cola de la rentabilidad de renta variable

Los planes de pensiones del sistema individual que invierten en renta variable emergentes y de la región asiática están a la cola por rentabilidad del grupo de planes de renta variable, con una revalorización en el año de 7,06 por ciento.

De una selección de planes de la categoría VDOS de Renta Variable Internacional Asia-Emergentes, en que se encuadran este grupo de planes, el más rentable y con mayor calificación en el año es BK Variable Asia al obtener una rentabilidad de 7,11 por ciento desde el pasado enero.

A un año, su revalorización es de 31,05 por ciento, con una reducida volatilidad de 8,09 por ciento que lo sitúa entre los mejores de su categoría por tal concepto, en el quintil cinco.

Invierte más de un 75 por ciento de su patrimonio en renta variable de países pertenecientes a Asia u Oceanía (principalmente Japón, Australia, India, China, y Corea, entre otros), fundamentalmente a través de instrumentos financieros derivados sobre los principales índices de renta variable de las Bolsas de estos países o a través de otras IIC’s (Instituciones de Inversión Colectiva).

El resto de la cartera se invierte en valores de renta fija o activos monetarios. Entre sus mayores posiciones encontramos los contratos de futuros MSCI Emerging Markets Asia Index Net Total Return Future Jun 21 (37,33 por ciento) TOPIX Core30 Future Jun 21 (28 por ciento) ASX SPI 200 Index Future Jun 21 (20,02 por ciento) y SGX Nifty 50 Index Future Jun 21 (13,86 por ciento) además de la emisión de Reino de España (8,78 por ciento).

Publicidad

Cuenta con un patrimonio bajo gestión de 67 millones de euros, siendo necesaria una aportación mínima de una participación para suscribir este plan cuyo último valor liquidativo es de 9,86 euros. Sus participes soportan una comisión fija de 1,50 por ciento y de depósito de 0,10 por ciento. 

Apostando por la diversificación a través de un fondo de fondos

También con calificación de cuatro estrellas de VDOS, Caixabank renta variable emergentes avanza un 7,43 por ciento por rentabilidad en el año y un 29,19 por ciento en el último periodo anual, con un coste por volatilidad bastante controlado de 7,62 por ciento, que lo sitúa así mismo entre los mejores de su categoría, en el quintil cinco, por este concepto.

Gestionado por VidaCaixa, su cartera tiene como objetivo a largo plazo mantener un 100 por ciento del total del patrimonio invertido en renta variable, mediante la diversificación de la cartera en fondos de inversión centrados en la gestión de activos de mercados emergentes. Podrá invertir en todos los mercados mundiales, si bien principalmente dirigirá sus inversiones a países emergentes.

Con un patrimonio bajo gestión de 73 millones de euros, sus mayores posiciones en cartera incluyen el contrato de futuros MSCI EMG MKT SEP21 (52,75 por ciento) los fondos Fidelity Asia Focus I ACC USD (11,58 por ciento) GS emergentes market core EQ I CLA USD (11,17 por ciento) Schroder international emergent market cac (9,42 por ciento) y Schroder international china Opportunitie-C (5,02 por ciento).

Publicidad

La inversión mínima requerida para suscribir y mantener este plan es de 6,01 euros, aplicando a sus partícipes una comisión fija de 1,50 por ciento y de depósito de 0,20 por ciento. 

Fondos que invierten en países en vías de desarrollo

De Ibercaja Pensión, Ibercaja de Pensiones Emergentes gana un 3,93 por ciento en el año por rentabilidad y un 22,60 por ciento en el último periodo anual, con un dato de volatilidad de 8,18 por ciento. Invierte al menos un 75 por ciento de su patrimonio en activos cotizados de países emergentes o que mantengan intereses productivos y/o comerciales en estos países.

Realiza la inversión principalmente a través de fondos de inversión que centran sus inversiones en países en vías de desarrollo de Latinoamérica, Sudeste Asiático, Este de Europa y África.

La exposición a riesgo divisa del plan oscila entre el 0 y el 100 por ciento. Se propone como objetivo obtener una rentabilidad satisfactoria a medio y largo plazo para los partícipes mediante una apropiada diversificación tanto en emisores como en países o economías.

Sus mayores posiciones en cartera corresponden a los fondos de inversión Schroder International Selection Emerging Markets Asia (7,03%) T. Rowe Asian Opportunities Equity I (7%) Wellington Asian Opportunities USD (6,66%) Invesco Asia Consumer Demand Fund (5,28%) Mirae AGD Asia Sector Leader (4,97%) y Allianz Asian Small Caps Equity IT (4,75%).

Publicidad

Gestiona un patrimonio de 9 millones, siendo necesaria una aportación mínima periódica de 18 euros para mantenerse como partícipe del plan. Partícipes a los que grava con una comisión fija de 1,50 por ciento y de depósito de 0,20 por ciento. 

Un método sencillo que puede ahora aplicarse como indicador de donde tendrán los activos de crecimiento un mejor comportamiento, podría ser simplemente el de ‘seguir el avance de la vacunación’.

Invertir en renta variable japonesa

En Asia, en el caso de la renta variable japonesa, donde los mercados combinan valoraciones relativamente atractivas con una elevada beta en crecimiento global, se percibe una gran mejora en los fundamentos a medida que se inoculan las vacunas.

Japón también se beneficiará de las consecuencias del crecimiento estadounidense, impulsado fiscalmente, sin la necesidad de mayores impuestos y regulaciones. 

Sin embargo, las acciones de Corea y Taiwán resultan poco atractivas desde el punto de vista de las valoraciones. En el caso de China, si bien sus acciones son atractivas en términos de valoración, conviene ser cautelosos dada la normalización de la política y la desaceleración del crecimiento en los próximos nueve a dieciocho meses. 

En portada
Publicidad
Noticias de