Paramés se pertrecha contra la inflación con Almirall, CAF, Ence y Catalana Occidente

Francisco García Paramés prevé que la inflación no será transitoria y apuesta por valores con flujos de caja presentes e infravalorados por el mercado

Cobas AM, la gestora de Francisco García Paramés, reforzó su apuesta en acciones de valor dando entrada en su cartera de Iberia a Almirall, CAF, Ence, Catalana Occidente y Mediaset.

Ante la certeza de que la inflación no va ser transitoria, Paramés reforzó su cartera ibérica, de la que se nutre el fondo Cobas Iberia, con estos valores de la bolsa española, bajo la premisa de que generan flujos de caja en el presente y cotizan con un descuento respecto a su valor real.

Publicidad

Estos criterios cumplen a rajatabla la filosofía de la inversión “value”, que encumbró a Paramés como uno de los gestores más prestigiosos a nivel mundial.

En lo que llevamos de año, la rentabilidad del fondo Cobas Iberia es del 2,56 por ciento, mientras que el retorno en 2021 fue del 20,9 por ciento.  

No obstante, desde que este fondo empezó a invertir en renta variable en 2017, arrastra unas pérdidas del 4,4 por ciento, mientras que su índice de referencia obtuvo unos retornos superiores al 13 por ciento.

Publicidad

Los cambios en las carteras de Paramés

Para gestionar un entorno que Paramés prevé de inflación no transitoria, el gestor dio entrada a Almirall, CAF, Ence, Catalana Occidente y Mediaset, unos valores que al cierre de diciembre tenían un peso conjunto ligeramente superior al 6 por ciento de la cartera.

Por el contrario, Cobas AM decidió liquidar por completo sus posiciones en Corporación Financiera Alba, Global Dominion y el grupo portugués Mota Engil.

Publicidad

En el resto de la cartera, los movimientos más importantes se produjeron en Elecnor e Inmobiliaria del Sur por el lado de las compras, y en Atalaya e Indra por el de las ventas.

Según los cálculos de la gestora, la cartera de Iberia cuenta con un potencial de revalorización del 127 por ciento. Además, la cartera cotiza con un PER estimado de 7 veces, frente a las 14,3 veces de su índice de referencia.

Respecto a las nuevas entradas, el consenso de analistas de finanzas.com calcula que Almirall cuenta con un potencial de retorno del 25 por ciento, mientras que este porcentaje en CAF es del 36 por ciento.

En el caso de Ence, el margen alcista es del 46 por ciento, mientras que en Catalana Occidente es del 30 por ciento y en Mediaset del 50 por ciento. Prácticamente todos son retornos de doble dígito que encajan con la filosofía de Paramés de buscar acciones infravaloradas.

Publicidad

El rompecabezas de la inflación

El giro que imprimió Paramés se enmarca dentro de unas proyecciones de inflación más prolongadas, o incluso de “estanflación”, según reconoció la gestora. Esto podría suceder si las principales economías del mundo entran en recesión.

Por eso, la selección de Cobas hizo hincapié en tres grandes grupos de cotizadas. En primer lugar, las relacionadas con el sector de energía y materias primas, que “tienen una protección natural contra la inflación”.

Además, la gestora apostó por empresas que tienen la capacidad de trasladar el incremento de los precios a sus clientes y finalmente rompió una lanza por los negocios defensivos, que “tienen la capacidad de comportarse bien casi en cualquier tipo de escenario económico”.

Cuando hay inflación, los beneficios futuros pierden valor frente a los beneficios presentes. Esto hace que aumente el atractivo de las compañías de valor frente a las de crecimiento. En periodos inflacionarias, las acciones de valor han tenido un “buen comportamiento”, dijo Cobas AM.

Publicidad

Es el mismo argumento que defendió el analista de la revista INVERSIÓN, Enrique Marazuela, en el podcast de fiananzas.com, cuando apuntó que esta rotación sectorial desde el crecimiento hacia el valor es que lo se espera ver en los próximos meses en los mercados. La diferencia es que, a su juicio, los precios deberían moderarse hasta el 3 por ciento.

En portada
Publicidad
Noticias de