Los fondos siguen creciendo pero con diferentes patrones

El cielo se despeja para los fondos de inversión españoles: los nubarrones que habían empañado la segunda parte de 2018 se han evaporado.