Fondos y ETF

Planes de retorno absoluto con menor riesgo

Con el Covid-19 todavía desbocado, una buena opción es apostar por vehículos que reduzcan la volatilidad

Planes de retorno absoluto, con menor riesgo

La incertidumbre continúa siendo alta en los mercados. Excepto por la cuasi certeza de que los tipos de interés se van a mantener a niveles ultra bajos (o negativos) por un periodo prolongado, la incógnita respecto a las elecciones presidenciales de Estados Unidos, la llegada de una segunda ola de contagios de Covid-19 y el progreso para la disponibilidad de una vacuna eficaz contra el virus, continúan generando un buen número de nubarrones que ensombrecen el horizonte. 

Y con la incertidumbre los episodios de volatilidad pueden no andar lejos, por lo que conviene mantener carteras flexibles, bien diversificadas tanto por tipo de activo como por sector o zona geográfica. Una diversificación que aporta un cierto grado de protección frente a las variaciones bruscas del mercado.  

Además de la diversificación, un factor adicional que puede contribuir a reducir el riesgo de una cartera es la adición de un producto de retorno absoluto. Y si estamos considerando un plan de pensiones para la jubilación, esta puede ser una opción de interés para los inversores con un nivel de riesgo medio que, sin estar dispuestos a perderse la rentabilidad extra que aporta la renta variable, pretendan reducir el riesgo de su cartera. 

Recordemos que el principal objetivo de los fondos y planes de rentabilidad absoluta, o de retorno absoluto, es obtener rentabilidades positivas, no garantizados, independientemente del entorno de mercado. Según la definición de VDOS, estos planes se encuadran en la categoría de Retorno Absoluto, englobando aquellos que gestionan su riesgo y utilizan estrategias de gestión tradicional. 

Tres planes dónde invertir

De los planes de esta categoría, con calificación cinco y cuatro estrellas de VDOS, el más rentable a cinco años es RENTA 4 DEDALO  con una revalorización de 5,64 por ciento.

A un año, obtiene una rentabilidad de 1,36 por ciento, con un controlado dato de volatilidad de 5,65 por ciento que lo sitúa entre los mejores de su categoría por este concepto, en el quintil cinco. Está pensado para inversores que desean estabilidad en su inversión, pero sin renunciar a un objetivo de rentabilidad superior a la obtenida por los fondos monetarios y de renta fija a corto plazo. 

Su cartera se gestiona de forma dinámica y con un alto grado de diversificación. Bajo el sistema de gestión del riesgo del fondo, la pérdida máxima diaria estimada (no asegurada) es de un 0,26% con un 95% de probabilidad. Se propone como objetivo obtener una rentabilidad media superior a Eonia + 200 puntos básicos (no garantizada), con una volatilidad sensiblemente menor a la de los índices bursátiles.

Las mayores posiciones en su cartera corresponden a contratos de Futuros sobre EURO FX 125000 141220 (4,77%) y las emisiones IDRSM 2.9 02/01/26 (4,03%) CLNXSM Float 08/03/27 (3,36%) EIB Float 02/18/22 (3,20%) y DAIGR 1 5/8 08/22/23 (2,95%). La suscripción de este plan requiere una aportación mínima inicial y periódica de 30 euros, aplicando una comisión fija de 1,10 por ciento y de depósito de 0,10 por ciento. 

GESNORTE es el segundo plan más rentable de esta selección, un 1,81 por ciento a cinco años. En el último periodo anual no consigue situarse en terreno positivo por rentabilidad (-0,97%), aunque se comporta mejor que la media de su categoría (-3,39%), registrando un dato de volatilidad de 7,76 por ciento.

Gestionado por Dunas Capital Pensiones, la gestión de este plan está encaminada a la consecución de retornos superiores a Euribor 12m + 270 puntos básicos anuales, en un horizonte temporal mínimo de 3 años, con una volatilidad objetivo del 5 por ciento y máxima del 8 por ciento anualizada. Invierte como máximo un 30 por ciento en renta variable y el resto en activos de renta fija, pudiendo mantener hasta el 50 por ciento del patrimonio en deuda subordinada.

La exposición máxima en divisas no euro será del 30 por ciento. Su cartera incluye entre sus mayores posiciones participaciones en el fondo de inversión Dunas Valor Prudente I (20,04%) y contratos de Futuros sobre Euro Stoxx 50 (20,04%) sobre Pagarés del Tesoro de E.E. U.U. a 10 años (4,47%) sobre el Bono Español (4,18%) y sobre el Bono de Reino Unido a largo plazo (Long Gilt) (4,09%). La aportación mínima inicial y periódica requerida para los suscriptores de este plan es de 60 euros, aplicando una comisión fija de 1,30 por ciento y de depósito de 0,08 por ciento. 

De Mutuactivos Pensiones, FONDOMUTUA  se revaloriza un 1,76 por ciento a 5 años, si bien en el último periodo anual retrocede un 3,71 por ciento, con un dato de volatilidad en este último periodo de 6,46 por ciento, que lo sitúa en el segundo mejor grupo de su categoría por este concepto, en el quintil cuatro. 

Con un patrimonio bajo gestión de 5 millones de euros, invierte en valores de renta fija y renta variable. En renta variable, no existen restricciones respecto a la capitalización, distribución geográfica o sectores de las acciones que pueden ser adquiridas, aunque deberán estar cotizadas en mercados de la OCDE debidamente organizados y regulados.

Normalmente, la exposición del plan a este tipo de activos se sitúa en el 25 por ciento, distribución que se puede alterar en función de las circunstancias del mercado, pudiendo llegar hasta un máximo del 100 por ciento de la cartera, o un mínimo del 0 por ciento. Puede tener una exposición máxima a divisas distintas del euro del 50 por ciento del patrimonio. 

La cartera incluye entre sus mayores posiciones emisiones de Reino de España (35,56%) contratos de Futuros sobre el alemán Euro Schatz Dec 20 (23,60%) y contratos de Opciones sobre Eurostoxx 600 Banks (9,68%) Eurostoxx 50 PR EUR (6,88%) y Eurostoxx 600 Banks (5,45%). Grava a sus participes con una comisión fija de 1 por ciento y de depósito de 0,06 por ciento. 

Los mercados continúan focalizándose en la evolución de la pandemia, así como en la campaña electoral americana. No es de esperar que vaya a haber buenas noticias a corto plazo, algo que podría estar al menos en parte descontado ya por el mercado. Hay que tener en cuenta además la respuesta de las autoridades monetarias y los gobiernos en forma de nuevos planes de estímulo. 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.