Fondos y ETF

Planes de pensiones que consiguen rentabilidades positivas desde enero

Hasta hace tan solo unos días parecía que el coronavirus era algo lejano que solo veíamos en las noticias. Ahora la necesidad de protegerse de su contagio se ha vuelto prioritaria para todos.

A pesar de disponer de un excelente sistema sanitario, el virus ha demostrado ser insidioso en factores como la duración de la incubación y, por tanto, lo que tarda en manifestarse tras su contagio, y en la reinfección.

Ya que el haberlo superado tras contagiarse no implica que se esté suficientemente inmunizado. 

Los servicios sanitarios están haciendo un trabajo magnífico, por los que les estamos sumamente agradecidos.

Pero sus medios son limitados: no disponen de suficientes tests para confirmar o no el contagio de la enfermedad y no disponen de vacunas específicas, simplemente porque aún no se han desarrollado para su uso en posibles pacientes.

Ante una amenaza de este tipo, solo cabe una actitud: reducir el riesgo de contagio cuanto sea posible para evitar sobrecargar los servicios sanitarios.

Es posible que antes o después nos alcance a todos, lo que importa ahora es que sea de forma escalonada en el tiempo, no masiva. 

También los inversores en planes de pensiones desearán reducir el riesgo, considerando el impacto en la volatilidad que el coronavirus ha tenido en el mercado.

La semana pasada los índices bursátiles dibujaron pronunciados picos y valles en la evolución de sus cotizaciones, dejando el índice VIX de volatilidad a niveles al menos tan elevados como en 2008, con la crisis financiera.

La inversión en carteras tiene la virtud de la diversificación y de la gestión activa y, dentro de los planes de pensiones del sistema individual, pueden encontrarse algunos que, con la mayor calificación de cinco estrellas de VDOS, registran rentabilidades positivas en lo que va de año, con un nivel de riesgo reducido. 

De este grupo de planes, el más rentable es PLANCAIXA FUTURO 160  con un 1,99 por ciento de revalorización. A un año obtiene una rentabilidad de 5,63 por ciento y una volatilidad en el mismo periodo de 3,19 por ciento.

Encuadrado en la categoría VDOS de Renta Fija Euro Largo Plazo, su objetivo es obtener, a fecha 15 de septiembre de 2026, el 160 por ciento del importe aportado con anterioridad al 1 de enero de 2014, si bien ni el importe aportado ni la rentabilidad están garantizados.

Sus mayores posiciones en cartera corresponden a emisiones de MADRID 4.3 09/15/26 (46,79%) SPGB 1.15 07/30/20 (26,28%) ASW PENS130 0419 EG (25,81%) CUENTA CORRIENTE (1,02%) y SPGBS 0 07/30/26 (0,09%).

Los partícipes de este plan soportan una comisión fija de 0,10 por ciento y de depósito de 0,10 por ciento. 

El siguiente más rentable de esta selección es KUTXABANK PLUS 7  al obtener una rentabilidad de 0,68 por ciento desde enero y un 3,46 por ciento en el último año, periodo en que registra un dato de volatilidad de 2,56 por ciento.

Como el anterior, es un plan con objetivo de rentabilidad, no garantizada.

Este objetivo será el resultante de desarrollar la política de inversión encaminada a obtener al final del periodo estipulado, el 30 de julio de 2025, una apreciación del 23,12 por ciento (TAE 2,00%) sobre el valor de la participación al inicio de dicho periodo,el 30 de enero de 2015.

Según los últimos datos disponibles, a 31 de diciembre pasado, la cartera del plan se compone de STRIP DEUDA ESTADO 0% 30/07/2025 (98,02%) y DEUDA ESTADO 4,65% 30/07/2025 (1,41%).

Es necesaria una aportación mínima inicial de 500 euros para suscribir este plan, la misma cantidad que ha de aportarse periódicamente para mantenerse como participe del mismo.

Grava a sus partícipes con una comisión fija de 0,45 por ciento y de depósito de 0,15 por ciento. 

Con una revalorización de 0,03 por ciento, MEDIOLANUM ACTIVOS MONETARIOS gana un 1,09 por ciento por rentabilidad en el último año, con una volatilidad de 0,81 por ciento.

Gestionado por Mediolanum Pensiones, con el asesoramiento de Ascensión Gómez (Trea Asset Mangement), invierte su cartera en activos monetarios y de renta fija, pública y privada, a corto plazo, así como en depósitos de entidades de crédito, denominados en euros y en divisas distintas del euro, con una duración inferior a dos años.

La duración de la cartera puede oscilar entre 5 y 18 meses. La inversión en renta fija privada se materializa principalmente en empresas europeas y americanas, cotizadas en mercados de la zona euro.

Con un patrimonio bajo gestión de 48 millones de euros, las mayores posiciones en su cartera corresponden a emisiones de MACEDO 3.975 07/21 (2,62%) REDE FERROVIARI 4.25% 12/13/21 (2,53%) Arion Banki 1.625% (2,52%) HIPESA 3.875 01/22 (2,40%) y FCC AQUALIA SA (2,11%).

Es necesaria una inversión mínima, inicial y periódica, de 10 euros para suscribir y mantener este plan, que aplica a sus partícipes una comisión fija de 0,80 por ciento y de depósito de 0,20 por ciento. 

Son planes con rango de volatilidad bajo, de entre 2 y 5 por ciento, que consiguen mantenerse a flote en etapas tan inciertas como la actual y que pueden, por tanto, aportar tranquilidad y confianza a sus inversores.

Resultan también adecuados para inversores cuya fecha de jubilación se encuentre en un futuro cercano, inferior al menos a cinco años. 

Los planes con objetivo de rentabilidad tienen además la virtud de ir reduciendo el riesgo de su cartera, a medida que la fecha objetivo se va acercando.

Una solución sencilla que evita tener que preocuparse de ir modificando la composición de la cartera según se va reduciendo el horizonte temporal.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.