Fondos y ETF

Los selectores de fondos anticiparon la volatilidad del coronavirus

Los selectores de fondos de inversión ya estimaban una alta volatilidad en 2020 con una aversión al riesgo antes del estallido del coronavirus, lo que les hizo seleccionar sectores que ahora se defienden mejor ante el Covid-19

Benrstein asegura que todavía hay muchos inversores que no tienen en cuenta el impacto del COVID19

Los selectores  de fondos de inversión ya preveían una aversión a los activos de riesgos para 2020 y alta volatilidad en los mercados previa al estadillo del coronavirus. Esta estimación provocó que se seleccionasen activos y sectores que resistiesen mejor una caída generalizada de los mercados.

La encuesta de Natixis IM al respecto muestra que los gestores adoptaron un enfoque más defensivo ante esta tesitura. Así, EL 79% de los responsables de seleccionar los fondos -banca privada, seguros, fondos de fondos y otras plataformas minoristas- apostaron por la volatilidad en renta variable y un 72% vieron lo mismo en el mercado de bonos.

Un 73% prefería ganar menos que sus competidores si eso significaba protegerse de las caídas

Sus selecciones se basaron en que veían “improbable” que el rally de los mercados continuase en 2020 por las valoraciones “estratosféricas” de la renta variable, las dudas sobre la viabilidad de un entorno bajo de los tipos de interés y los efectos a largo plazo de la incertidumbre geopolítica.

Según la encuesta, se prefiere, ante la tesitura actual la gestión activa de fondos para lograr un mejor desempeño puesto que la inversión pasiva “es vista como agravadora del riesgo sistémico y la volatilidad”.

Independientemente de las condiciones sin precedentes de la pandemia para los mercados, el jefe de distribución mayorista de Natixis IM, Matthew Shafer, explica que los selectores de fondos continúan con la misión fundamental del “proteger a los clientes con carteras lo suficientemente sólidas para resistir la volatilidad extrema y posicionarlas para la recuperación.

Preferencia por activos privados

La convicción generalizada, según se desprende de esta encuesta, es que los beneficios superan a los riesgos en los activos privados con un 49% que considera que jugarán “un papel prominente en las estrategias de sus carteras”.

Por otro lado, el 82% de los profesionales creen que los bonos impulsarán el cambio hacia inversiones alternativas por el actual entorno de baja rentabilidad con activos como las rentas, las infraestructuras, el inmobiliario y la deuda privada.

El 38% de los selectores encuestados esperaban una rentabilidad menor que la lograda en 2019 y revisaron sus retornos

El sector de tecnologías de información, con un 44%, y el de salud, con un 42% eran las preferencias de estos, siendo los que mejor resisten ahora las embestidas del Covid-19. Pero también confiaban en un 32% en las finanzas, valores que no dejan de perder terreno en bolsa.

Los criterios ESG parecen avanzar en la selección de fondos y un 22% de los profesionales cree que reduce el riego principal, un 21% apuesta a que genera unos retornos más ajustados y el 19% considera que ayudan a mejorar la diversificación.

El 62% de los selectores de fondos están experimentando una mayor demanda por parte de los clientes de que sus estrategias se alineen con sus valores personales.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.