Fondos y ETF

La inversión temática coge impulso

La pandemia consolidará las megatendencias al mismo tiempo que surgirá una nueva forma de consumo

 La pandemia consolidará megatendencias al mismo tiempo que surgirá una nueva forma de consumo

Una de las consecuencias de la pandemia de coronavirus será el impulso definitivo de la inversión temática, especialmente la vinculada con las tendencias ganadoras como son la biomedicina, la economía disruptiva, la inteligencia artificial o la robótica.

O las que se consolidarán una vez que la crisis finalice, como son la nueva forma de consumo de los millennials o la tecnología. Esta última se erigirá en gran impulsora de la recuperación de la actividad industrial.

La inversión temática, a pesar de su potencial de crecimiento, sólo representa el 1 por ciento de los activos globales de renta variable, según datos de Morningstar a cierre de 2019.

No obstante, si se echa la mirada atrás, hace diez años ese porcentaje era mínimo: el 0,1 por ciento. Los fondos temáticos rozan el millar y tienen bajo gestión 195.000 millones de dólares.

¿Qué más leer?

Los fondos se suben al carro de las bolsas para crecer

Precisamente, ha sido la llegada de un elemento tan desestabilizador como el coronavirus su verdadero catalizador. Así, Lyxor ha sacado al mercado en plena crisis cinco ETFs temáticos, relacionados con la economía digital y disruptiva, los millennials o las nuevas ciudades inteligentes, entre otros.

Pero no ha sido la única. Candriam, Goldman Sachs o Credit Suisse también defienden que es ahora el momento de la inversión temática.

Arnaud Llinas, principal responsable de Lyxor ETF & Indexación, reconoce que la llegada de la crisis provocada por el Covid-19 ha provocado que «los seres humanos estén innovando más rápido que nunca».

Enumera varios ejemplos como son el teletrabajo o el confinamiento, que ha puesto de relieve la forma de concepción de las ciudades inteligentes así como la movilidad futura.

¿Qué más leer?

Fondos de inversión para tener en el radar

David Docherty, responsable de inversión temática de Schroders, añade que el confinamiento de la población está impulsando las compras online, que continuarán al alza. Además, otras temáticas enfocadas al bienestar se intensificarán con el aumento de la concienciación sobre los beneficios de una vida más sana.

Millennials y la movilidad, las temáticas del futuro

Los millennials potenciarán una nueva forma de consumo y, por ende, de inversión, señalan desde Lyxor, cuyo ETF, el Lyxor MSCI Millennials replica al índice MSCI Millennials.

Como manifiestan desde Goldman Sachs, se trata de un «consumidor consciente», que exige diferentes soluciones a las empresas, altera las cadenas de suministro y ofrece oportunidades para que las empresas más innovadoras abran nuevos mercados y establezcan una cuota de mercado.

Este cambio de tendencia se da, por ejemplo, en productos sustitutivos de la carne debido a tres intereses típicamente millennial como son los productos más saludables, de origen sostenible y con menor huella de carbono.

Finalmente, Lyxor pone mucho énfasis en la nuevas ciudades inteligentes y la movilidad del futuro, que pasa por ser eléctrica. En relación a la primera, Pedro Coelho, responsable de Société Générale para Lyxor ETF en España y Latinoamérica, destaca que hay un debate sobre «si las nuevas ciudades pueden frenar epidemias».

En cuanto a la segunda, el Gobierno de Pedro Sánchez supedita precisamente la recuperación a la descarbonización. Y, de esta manera, ha lanzado la ley de cambio climático, que agrupa varias megatendencias: descarbonización y movilidad eficiente.

Sin olvidar que ya hay países que se han marcado una fecha para eliminar los vehículos de combustión interna.

Tendencias ganadoras del presente

De esta crisis, la principal conclusión que se puede sacar es la capacidad y la rapidez de reacción de una de las megatendencias que serán clave en el futuro: la salud y la biotecnología.

¿Qué más leer?

Los fondos de inversión nacionales pierden 15.000 millones de euros por la crisis

El simple hecho de que en estos momentos haya más de 300 medicamentos y 70 vacunas posibles para acabar contra el coronavirus demuestra el potencial del sector que, si encuentra una vacuna, será la más rápida en desarrollarse y aprobarse de la historia.

Además, la pandemia pone énfasis en la necesidad de desarrollar un sistema de salud eficiente. Basta con echar un vistazo al MSCI Health Care, que ha superado a su índice de referencia —el MSCI World Index— en recuperación del mercado tras marcar mínimos.

Otra megatendencia que saldrá reforzada es la telemedicina. Como ejemplo, a lo largo del último mes ha habido un aumento de las «visitas médicas virtuales» de Teladoc en los Estados Unidos, después de que, a mediados de marzo de 2020, la Casa Blanca anunciara la ampliación de los servicios de telesalud para los beneficiarios de Medicare, explica Pascal Mercier, especialista temático de Credit Suisse Asset Management.

Fuerte desarrollo

Se espera un fuerte desarrollo en los próximos 5 o 10 años, según Credit Suisse, lo que implica un gran crecimiento una vez finalice la pandemia.

Y este no sería posible sin la tecnología o la inteligencia artificial, que tienen, a su vez, relación con la economía digital. Por poner varios ejemplos, Paypal experimentó un fuerte aumento en el número de cuentas nuevas para el comercio electrónico; mientras que Teamviewer, una de las compañías que permite trabajar desde casa, incrementó su factura un 60 por ciento interanual.

Lo mismo ocurre con la nube. Azure, de Microsoft, creció otro 60 por ciento en el primer trimestre del año y contribuye de manera muy significativa a los ingresos de su matriz. Se trata de un ejemplo de libro de lo que se conoce como tecnología disruptiva.

«Dentro de la tecnología destaca la digitalización y el despliegue de las infraestructuras de la comunicación como consecuencia del coronavirus y el aumento del teletrabajo», añade Paula Mercado, directora de análisis de VDOS.

En cuanto a la ciberseguridad, al inicio de la pandemia se produjeron ataques cada 39 segundos, con un promedio de 2.244 veces al día, por lo que desde Candriam destacan la inversión en empresas relacionadas con la seguridad como una nueva referencia a tener en cuenta. Aquí se incluirían compañías como Palo Alto, Datadog, Varonis o Tenable.

Diversificación

La inversión temática aporta diversificación y la posibilidad de invertir en temas y tendencias que pueden generar elevados retornos en el futuro, señala Mercado. Ducherty expone que la inversión temática permite «ir más allá de índices concretos, sectores o países». Este interés por la inversión temática ya comienza a notarse entre los inversores españoles.

No obstante, también conllevan un riesgo potencial. Uno de los principales problemas a que se enfrenta un gestor de este tipo es identificar una corriente de inversión que sea duradera y no una simple moda pasajera.

Para evitar esto, Vafa Ahmadi, director de renta variable temática de CPR AM, se fija en lo que denomina «ortogonalidad», que consiste en identificar todas sus facetas y dimensiones. Aun así, el riesgo sigue estando en tener suficiente visión de futuro para identificarlas y, luego, esperar largos plazos para saber si se está en lo cierto.

La clave, continúa explicando Ahmadi, sería identificar materias que no dependan ni del ciclo económico ni de los mercados.

 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses