Los bancos y sus productos que pagan más durante más tiempo por el ahorro

Cuentas y depósitos son los productos preferidos por el inversor más conservador para su ahorro, pero ¿cuánto puede ganar con cada uno y durante cuánto tiempo?

Cuentas remuneradas y depósitos son los productos preferidos por el inversor más conservador para su ahorro.

Los primeros se caracterizan por ofrecer rentabilidades extratipadas, mientras que los segundos pueden remunerar durante más tiempo, aunque a tipos más bajos.

Publicidad

Teniendo en cuenta esto, ¿qué producto puede ofrecer más al inversor?  

Estefanía González, portavoz de finanzas personales de Kelisto, repasa las dos mejores ofertas de cada tipo de producto.

En el ámbito de las cuentas remuneradas, “nos encontramos una retribución que puede llegar al 5 por ciento (para las cuentas que exigen vinculación) y al 1 por ciento  (en las cuentas sin vinculación)”.

Los productos a los que se refiere son la Cuenta Nómina de Bankinter, que ofrece una remuneración del 5 por ciento el primer año para después caer al 2 por ciento.

Publicidad
Publicidad

La oferta en este caso está limitada a 5.000 euros

González también señala la Cuenta MyInvestor, que remunera un 1 por ciento por 15.000 euros.

A partir del segundo año, la remuneración baja hasta el 0,10 por ciento.

En cuanto a los depósitos que se comercializan en España, los máximos llegarían al 0,7 por ciento a plazo de 24 meses (Renault Bank) y 36 meses (EBN Banco).

Ahora bien, “pese a que las cuentas remuneradas son más atractivas en cuanto al TIN que ofrecen, tienen dos serias limitaciones: una es el plazo (12 meses) y otra, el importe máximo a remunerar”, señala González.

Publicidad

Cuánto se puede ganar con cada oferta

Teniendo en cuenta estas ofertas, ¿con qué producto puede el ahorrador ganar más dinero?

Pongamos un ejemplo para una persona que tuviera unos ahorros de 10.000 euros y pudiera dejarlos inmovilizados durante 36 meses.

Si metiera ese dinero en el depósito a 36 meses de EBN Banco, conseguiría unos intereses brutos de 210 euros.

Si lo hiciera en la Cuenta Nómina de Bankinter (5 por ciento el primero año y 2 por ciento el segundo, hasta 5.000 euros), conseguiría 350 euros, aunque debería estar dispuesto a cambiar su nómina de banco.

Publicidad

Si lo hiciera en la Cuenta MyInvestor, conseguiría 120 euros en tres años.

¿A quién puede interesar?

Aunque tanto depósitos como cuentas remuneradas son productos ideales para ahorradores más conservadores, decantarse por uno u otro dependerá de varios factores.

Antonio Gallardo, experto de Banqmi el comparador financiero de iAhorro, distingue entre dos usos. “Las cuentas remuneradas son buenas para tener ese colchón, ese ahorro a corto plazo que tenemos en caso de improviso”, explica Gallardo.

Con ello conseguimos una remuneración y si necesitamos podemos disponer sin perder intereses cuando queramos.

“Mientras el depósito, especialmente si son a plazos largos, es para un ahorro que no necesitemos en caso de necesidad urgente”, insiste el experto.

Publicidad

Precisamente Estefanía González cree que “las cuentas remuneradas siguen siendo más ventajosas, tanto a medio como a largo plazo.

Y no solo lo son por el interés, sino también porque no obligan a mantener el dinero inmovilizado durante un determinado período de tiempo”.

Por otra parte, Javier Mezcua, experto de finanzas personales de HelpMyCash, señala que los depósitos "ofrecen una rentabilidad garantizada".

"En cambio, las cuentas pueden reducir la remuneración en cualquier momento", insiste el experto.

En el horizonte, la próxima subida de tipos del BCE

La próxima subida de tipos por parte del Banco Central Europeo (BCE) traerá cambios.

Los analistas de JP Morgan esperan que los bancos comiencen a remunerar los depósitos, cuya rentabilidad media se sitúa en el 0,02 por ciento, según datos del Banco de España.

González admite que esta situación podría cambiar en unos meses, “por lo que es importante estar muy al tanto de todos los movimientos del mercado”.

Gallardo matiza que “como regla general, en momentos de subida de intereses, hay que optar por cuentas o depósitos de plazos cortos para ir optando a productos de mayores intereses”.

Mezcua también señala que cualquier producto que permite la cancelación anticipada puede ser una buena opción.

Por el contrario, en momentos de bajada, sí es cuando suele ser más rentable optar por depósitos a largo plazo.

● Añada las noticias de finanzas.com a sus redes sociales: Twitter | Facebook | Linkedin | Flipboard. También en su app de mensajería: Telegram

En portada
Publicidad
Noticias de