Las hipotecas a tipo fijo coparán el 70% del mercado

Los créditos hipotecarios a tipo fijo alcanzarán el 70 por ciento de cuota de mercado

Las hipotecas a tipo fijo seguirán reinando de manera indiscutible. Durante el pasado año, estos productos hipotecarios dieron su sorpaso a las de tipo variable, consolidando niveles por encima del 50 por ciento desde prácticamente el arranque del año.

Y es que las hipotecas a tipo fijo fueron las preferidas para alrededor del 60 por ciento de nuevos hipotecados en 2021 (nivel con el que cerró el año) gracias a que ofrecen soluciones a tipo fijo muy atractivas, como un tipo de interés alrededor del 1 por ciento, o incluso, por debajo.

Así, la previsión que manejan los expertos es que el interés por las hipotecas a tipo fijo crecerá, llegando a alcanzar el 70 por ciento de la cuota de mercado, explica Estefanía González, portavor de finanzas personales de Kelisto.

El motivo fundamental será una postura conservadora por parte del futuro hipotecado, ya que la elevada inflación puede terminar impactando en la hoja de ruta del Banco Central Europeo (BCE), que se vería obligado a subir tipos ante de los previsto a pesar de que su presidenta, Christine Lagarde, insistió hace unas semanas que no sería en 2022.

El interés de las hipotecas a tipo fijo alcanzan su suelo

Con el nivel actual de inflación, los precios en España marcaron una media del 3,5 por ciento a lo largo de 2021, es poco probable que se vean nuevas rebajas en los intereses de las hipotecas.

Por lo tanto, todo indica que han alcanzado su suelo. En las hipotecas constituidas sobre viviendas, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) el tipo de interés medio fue del 2,55 por ciento en octubre (último dato conocido).

Publicidad
Publicidad

El tipo de interés medio al inicio era del 2,28 por ciento para las hipotecas sobre viviendas a tipo variable y del 2,69 por ciento para las de tipo fijo, por lo que desde el sector señalan que habría tocado prácticamente el suelo. Incluso, la subida de precios podría tener cierto impacto en estos tipos, con alguna leve subida.

La estrategia que podría seguir la banca sería doble. Por un lado, podríamos seguir viendo abaratamiento de hipotecas, donde hubiera margen (hay productos a tipo fijo por encima del 1,50 por ciento a 15 años).

Por otro lado, para compensar hipotéticas subidas o ante la imposibilidad de aplicar recortes en los tipos las novedades vendrán por una reducción de los productos vinculados, reduciéndose los productos exigidos y concentrándose en domiciliación de nómina y seguros.

Entre tanto, Openbank o MyInvestor son algunas de las entidades que ofrecen las hipotecas a tipo fijo más baratas, desde un 1,15 por ciento TIN a 15 años, con apenas vinculación salvo domiciliación de la nómina y contratación de un seguro de hogar. "Esto permite que estas ofertas sean cien por cien competitivas con las variables, en la que el diferencial más bajo que podemos encontrar está ahora mismo en el 0,79 por ciento", añade González.

El poder de la negociación

En la concesión de la hipoteca y sus condiciones seguirá teniendo mucho que ver el perfil financiero del cliente bancario y su poder de negociación.

“La negociación con la entidad es clave para mejorar las condiciones de la oferta comercial”, recalca Simone Colombelli, responsable de hipotecas de iAhorro.

Publicidad

A veces la negociación puede eliminar los productos vinculados sin perder las bonificaciones o ampliar el porcentaje de concesión de hipoteca o incluso acceder a ofertas en la sombra. Hay entidades que ofrecen hipotecas a tipo fijo por debajo del 1 por ciento, sin que salgan publicitadas…son para buenos perfiles financieros, pero a cambio requieren una elevada vinculación.

Inflación, euríbor y BCE

Si bien es cierto que el euríbor se mantiene en niveles históricamente bajos (la media de enero se sitúa en torno al -0,49 por ciento) sigue siendo una decisión acertada contratar una hipoteca a tipo fijo.

La inflación y la recuperación económica tarde o temprano obligarán al BCE a normalizar tipos, lo que provocará una subida en el indicador al que se referencian la mayoría de las hipotecas. Esta no será abrupta, pero será suficiente para que no volvamos a ver intereses a tipo fijo como los actuales en mucho tiempo.

Publicidad

Por lo que contratar una hipoteca a tipo fijo con un interés alrededor del 1,15 por ciento puede ser más barato a futuro que una hipoteca con un diferencial del 0,89 por ciento más euríbor. "Estas hipotecas son más interesantes para plazos largos como pueden ser los 20 o los 30 años que suelen ser la media de las hipotecas en España, por eso han crecido en los últimos meses", señala Colombelli en referencia a las fijas.

En portada
Noticias de