Fitch despeja el futuro de las aseguradoras

La agencia de calificación considera que el sector de los seguros mantendrá su fortaleza en 2022

Las aseguradoras han logrado alzar el vuelo tras el desplome de 2020, logrando un rebote que llamó la atención de JP Morgan y que ahora ha avalado de cara a 2022 la agencia de calificación crediticia, Fitch.

La agencia publicó el lunes su previsión para el sector de los seguros en 2022, y en el informe augura que la rentabilidad global del sector se mantendrá fuerte.

Esta fortaleza estará apoyada en la estabilidad de los beneficios de los seguros de no vida, entre los que se destacan los de salud y los multirriesgo, mientras que la rentabilidad de los seguros de vida "probablemente se mantenga presionada y sea más volátil".

Pese a asignar una perspectiva neutral al sector asegurador español de cara al año que viene, Fitch destaca que el español es uno de los mercados de seguros mejor capitalizados de Europa, y espera que la rentabilidad de los fondos propios siga siendo sólida.

Publicidad

Vuelta a la normalidad, y una mayor actividad

"Fitch espera que las aseguradoras españolas mantengan una fuerte capitalización apoyada por la generación de beneficios estables en 2022", asegura Ekaterina Ishchenko, directora de la agencia.

Con la reapertura de la economía tras la pandemia, cuyas perspectivas están ahora en entredicho ante la aparición de una nueva variante del coronavirus, la agencia pronostica una mayor suscripción a seguros como los de automoción, que considera que llegarán a niveles prepandemia, por ejemplo.

Publicidad

"Las primas medias de los seguros de automóviles disminuyeron un 3 por ciento en 2020, lo que refleja la menor siniestralidad
y los descuentos a los clientes", aclara el informe. "Como ya no se ofrecen descuentos, esperamos que la prima media aumente ligeramente en 2022".

Bajo esta premisa de que los seguros no de vida aceleren su crecimiento en 2022 a medida que la economía continúe recuperándose, el informe matiza que el crecimiento "estará probablemente impulsado por las primas de seguros de salud y multirriesgo".

En el análisis sobre el sector se señala que los nueve primeros meses de 2021 han dejado evidencias del fuerte crecimiento de estos segmentos, después de que "la crisis sanitaria demostrara el valor de un seguro médico privado", mientras que los cambios en los patrones laborales y el incremento en el uso del hogar como lugar de trabajo propiciaran mayores demandas de coberturas multirriesgo.

Publicidad

Los seguros de vida, menos rentables para el sector

De igual manera que la agencia contempla una mejora del sector gracias a una vuelta a la normalidad que aumente las primas y las suscripciones a seguros para el día a día, también prevé que la rentabilidad de los seguros de vida sufran la presión de los tipos bajos de interés.

"Las aseguradoras de vida españolas invierten mucho en deuda pública española para igualar los rendimientos de los productos de ahorro con tipos garantizados", explican desde Fitch.

La agencia concede que la deuda pública española ha tenido rendimientos favorables en comparación con otros países europeos en los últimos años; sin embargo, tras la caída de los rendimientos a un mínimo histórico en enero de 2021, espera que estos sigan siendo bajos a medio plazo, presionando la rentabilidad.

A pesar de la presión del entorno de bajos tipos de interés, Fitch sostiene que la rentabilidad operativa del sector de vida fue resistente en 2020, obteniendo un fuerte beneficio operativo de 2.000 millones de euros, en comparación con los 2.400 millones de euros de 2019.

Publicidad

Este resultado es consecuencia de "las medidas proactivas tomadas por las aseguradoras para reducir gradualmente las tasas garantizadas en los productos de ahorro ofrecidos a los clientes," mantienen desde Fitch, así como de un enfoque continuo por parte del sector en "la eficiencia de costes y la rentabilidad del libro de rentas vitalicias, que se ve menos afectado por el riesgo de tipo de interés".

En portada
Publicidad
Noticias de