Moderna. Una subida del 1.300% y 100.000 millones de dólares en capitalización

Moderna se dispara un 1.300 por ciento desde que comenzó la pandemia y supera los 100.000 millones de dólares. Ya vale más que Bayer y Glaxosmithkline

En febrero del año pasado, cuando estalló la pandemia del coronavirus, las acciones de  Moderna valían 18 dólares. Un año y medio después, los títulos de la farmacéutica alcanzaron los 254 dólares y superaron los 100.000 millones en capitalización bursátil.

El éxito de su vacuna de ARN mensajero contra el coronavirus permitió a Moderna superar en valor a otros grupos volcados contra la pandemia, como Gilead Sciences, el fabricante del Aplidin (84.500 millones de dólares) o Regeneron Pharmaceuticals (61.200 millones), especialista en anticuerpos.   

A finales de 2019, cuando el covid-19 todavía no existía, Moderna valía 5.800 millones de dólares y apenas ingresaba 53 millones. Reportó un ebitda negativo de 444 millones. No era rentable. Este año, el consenso de analistas espera unas ventas de 15.760 millones de dólares.

Los inversores que se subieron al carro de Moderna antes de que el virus cambiara la faz de la tierra, acumulan unas ganancias de casi el 1.300 por ciento. Es decir, una inversión de 10.000 dólares en sus acciones valdría a día de hoy 130.000 dólares.

El potencial alcista de Moderna se ha agotado

Apostar por Moderna en aquel entonces era un riesgo. De ninguna manera estaba claro que su vacuna fuese a ser efectiva. Por eso, cuando salieron los datos de eficacia a finales de noviembre, la cotización de la farmacéutica experimentó el gran salto. Había mucha más visibilidad.

El rally de Moderna ha sido tan explosivo que el valor agotó todo su potencial. Según el panel de expertos de finanzas.com, el precio objetivo de sus acciones debería ser de 187,71 dólares, lo que arroja un potencial a la baja del 25 por ciento.

Publicidad
Publicidad

No obstante, la cotización no da un paso atrás, lo que llevó a Moderna a superar los 100.000 millones de capitalización. En apenas dos años, la biofarmacéutica dejó atrás a gigantes europeos como Bayer (58.500 millones de dólares) o Glaxosmithkline (98.000 millones).

Y no es solo eso. La constatación de que el ARN mensajero funciona llevará a Moderna a desarrollar tratamientos contra otras enfermedades como el cáncer, el HIV o el virus del zika.

La vacuna de Moderna funciona contra la variante delta

Además, y aunque su vacuna es eficaz contra la muy contagiosa variante delta, Moderna se encuentra trabajando en varias fórmulas de refuerzo para combatir mejor esta cepa, que se está haciendo dominante a escala global.

El problema es que aún no está claro que esa tercera dosis vaya a ser necesaria. Y eso es lo que arroja algo más de incertidumbre sobre sus ingresos futuros.

La prueba es que el consenso de analistas está muy divido y el rango de previsiones de ventas para el año que viene oscila entre los 8.000 y los 27.000 millones de dólares. Demasiada dispersión.

Publicidad
En portada

Noticias de