Los países de la UE tendrán la última palabra con la vacuna de J&J

La EMA detecta vínculos entre los coágulos y la vacuna, pero precisa que los beneficios superan los riesgos

La Agencia Europea del Medicamento (EMA) advirtió este martes que existe un posible vínculo entre los casos de coágulos sanguíneos detectados y la vacuna contra el Covid-19 de Johnson & Johnson, aunque el regulador europeo precisó que los beneficios de la inyección superan los riesgos.

Los coágulos deberían figurar como efectos secundarios muy raros de la vacuna, explicó el regulador europeo en una nota.

El fallo permite a los Gobiernos de la Unión Europea (UE) tomar sus propias decisiones en torno a si restringir el uso a ciertas edades o grupos de pacientes, como muchos han hecho con inyecciones similares de Astrazeneca.

Nuevo golpe a la vacunación

Los problemas con la vacuna de J&J han asestado un nuevo golpe para el programa de vacunación de la UE, que había comenzado a recuperarse después de un comienzo lento debido a retrasos en los envíos de Astrazeneca, así como a problemas de seguridad.

Ambas se habían lanzado como ejes de la campaña para inocular al 70% de la población adulta del bloque comunitario a finales del verano.

Publicidad

La farmacéutica estadounidense paralizó las entregas de la vacuna en Europa la semana pasada y los funcionarios estadounidenses detuvieron su uso.

Publicidad

Los informes estadounidenses: el origen

Unos ocho informes en los Estados Unidos, con una muestra de más de 7 millones de pacientes que recibieron la vacuna, apuntan a una forma grave de coágulo de sangre dentro de las tres semanas posteriores a la vacunación.

Todos los casos se dieron en personas menores de 60 años y la mayoría en mujeres. Los coágulos fueron similares a los reportados como un efecto secundario poco común de la vacuna Astra.

Las acciones de J&J suben un 1,6% este martes. La compañía informó anteriormente que las ventas del primer trimestre fueron más fuertes de lo esperado. Se espera que las autoridades estadounidenses tomen su propia decisión el viernes.

Una posibilidad sería permitir el uso de la inyección con algún tipo de restricción o advertencia, dijo el domingo Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas.

La producción, en 'stand by'

En una nueva complicación, los reguladores estadounidenses detuvieron esta semana la producción de la inyección por parte del fabricante contratado Emergent BioSolutions, luego de que un error provocara que se desecharan 15 millones de dosis de un ingrediente clave.

La inyección de J&J, de una única dosis, al igual que la vacuna dual desarrollada por Astrazeneca y la Universidad de Oxford utiliza un adenovirus para llevar material genético al cuerpo para estimular una defensa contra Covid-19.

Publicidad

Es poco probable que la UE renueve los contratos con Astra y J&J, en lugar de priorizar las vacunas de ARN mensajero fabricadas por la alianza Pfizer-Biontech y Moderna, dijo el ministro de industria de Francia la semana pasada.

Dado que es probable que se necesiten inyecciones de refuerzo, la Comisión Europea ya está en conversaciones con Pfizer y Biontech para hasta 1.800 millones de dosis adicionales hasta 2023.

En portada
Publicidad
Noticias de