Los gigantes de Internet se reforzarán con la escalada regulatoria

Google, Amazon, Facebook y otros gigantes de Internet responderán con más facilidad al incremento de requisitos que conlleva el incremento de la regulación

Los gigantes de Internet (Alphabet-Google, Amazon, Facebook, etc.) se enfrentan a una escalada regulatoria a ambos lados del Atlántico, especialmente acentuada en Estados Unidos, donde los miembros del Congreso están determinados a frenar su poder creciente.

Y la cuestión es que el incremento de la legislación que afecta a estos negocios va a tener consecuencias sobre la cotización de estas compañías.

Por eso, conviene anticipar cuáles van a ser los resultados de todo este proceso y determinar cuáles van a ser las compañías ganadoras y las perdedoras.

El Congreso estadounidense tiene a los gigantes de Internet en el punto de mira

Para ello, conviene saber que el Capitolio quiere actuar sobre tres puntos: la privacidad y el control de los datos, el control de los contenidos y las leyes antimonipolio.

En cuanto a la privacidad, lo cierto es que se trata de un área que podría beneficiar a las grandes tecnológicas, con menos dificultades para adaptar sus políticas de protección de datos cada cierto tiempo.

Publicidad
Publicidad

Las inquietudes relacionadas con la privacidad o los contenidos podrían reforzar, más que debilitar, las ventajas con que cuentan las plataformas más grandes. Estas compañías suelen presumir de contar con protocolos consolidados y más recursos para abordar las cuestiones jurídicas y de privacidad”, apunta en ese sentido Tracy Li, analista de Capital Group.

La regulación del contenido de los gigantes de Internet

El segundo punto en el que es previsible que se incremente la presión regulatoria es el contenido. A ese respecto, Li anticipa que “se formará un consenso bipartito para obligar a las plataformas de Internet a aumentar la transparencia e informar sobre la administración de contenidos, eliminando aquellos que se establezca por orden judicial en el plazo de 24 horas".

"Esto implica una posible subida de los costes de cumplimiento normativo y una mayor frecuencia de multas, aunque este aumento de costes también ampliará las ventajas competitivas para las compañías más grandes”.

Por último, en cuanto a la normativa antimonopolio, Li opina que es poco probable que los gigantes de Internet se vean obligados a trocearse.

Lo que sí sucederá, a su juicio, es que resultará mucho más difícil acometer operaciones de fusión y adquisición en el futuro en una escala relevante algo que, de nuevo, beneficiará a las grandes empresas del ramo.

Publicidad

“Las demandas antimonopolio con frecuencia terminan en liquidaciones o multas, más que en la disolución de una compañía. En este contexto, las grandes compañías podrían esforzarse por mitigar cualquier efecto potencial, además de autorregularse".

"En este sentido, cabe señalar que las fusiones y adquisiciones realizadas en el pasado han permitido a muchas pequeñas empresas crecer y madurar bajo el paraguas de las grandes firmas matrices”, asevera.

Los gigantes de Internet incorporan el riesgo regulatorio en el precio

Por otro lado, Li defiende que estas compañías ya incorporan el riesgo regulatorio en sus cotizaciones, por lo que cree que este tema no va a impactar con fuerza en las cotizaciones.

“Algunas de las grandes compañías tecnológicas estadounidenses, como Alphabet y Facebook, ya descuentan una típica crisis asociada a la normativa en vista de estudios pasados de otros sectores que se enfrentaron a este tipo de presiones”, dice.

Publicidad

Por todo ello, Li concluye que los inversores deberían centrarse más en los fundamentales de las compañías que en lo que pueda pasar con la regulación, sin olvidar permanecer atentos a cualquier novedad.

“Centrarse en estas métricas (fundamentales) y mantenerse muy atentos a las novedades jurídicas y normativas nos permitirá hallar oportunidades de inversión atractivas en las compañías que se enfrenten a estas presiones”, zanja.

En portada
Publicidad
Noticias de