China estrecha el cerco sobre las tecnológicas

Las autoridades chinas aumentan el control y aplican restricciones a las grandes tecnológicas que cotizan en Wall Street

Las autoridades regulatorias de China han extremado la vigilancia sobre las tecnológicas que cotizan en Wall Street al considerar que puede suponer un riesgo para la privacidad de los datos de los usuarios chinos.

Además de Didi, el Uber chino, la última tecnológica del gigante asiático en debutar en la bolsa de Nueva York, la Administración del Ciberespacio de China (CAC) investiga también al portal de empleo Boss Zhipin o a las compañías de movilidad compartida Yunmanman y Huochebang, pertenecientes al grupo Full Truck Alliance (FTA).

Investigaciones que se han convertido en una cuestión de Estado, ya que los reguladores chinos afirmaron en una nota que tratan de “mantener la seguridad nacional”.

A estas compañías, además, se les ha aplicado una serie de restricciones como la supresión de las tiendas de aplicaciones y la imposibilidad de registrar, por el momento, nuevos usuarios ante el volumen de datos que manejan.

Cuatro claves que trata de impedir China

De acuerdo a los reguladores, estas medidas vienen impuestas en conformidad con la Ley de Seguridad Nacional y la Ley de Ciberseguridad. Sin embargo, el cerco se estrecha exclusivamente sobre las cotizadas en los Estados Unidos.

Según explicó Rui Ma, analista del sector tecnológico de Tech Buzz China, son cuatro los motivos por los que los reguladores han abierto las diligencias.

Publicidad
Publicidad

Estos son la “recopilación y el uso de información personal sin el consentimiento del usuario” o recabar datos “no relacionados con la prestación de servicios”.

China trata de salvaguardar de esta forma que “no se divulguen las reglas de recopilación y uso” de las aplicaciones de las empresas señaladas, que son algunas de las aplicaciones más utilizadas en el país. Solo Didi cuenta con más de 490 millones de usuarios activos.

Existe, además, una cuarta acción que trata de perseguir China, y es la de “no proporcionar la función de eliminar la información personal tal y como requiere la ley”, explica Rui Ma.

Didi critica el impacto en sus cuentas

La respuesta por parte de las empresas afectadas no se ha hecho esperar. Didi, una de las mayores compañías del país y que alcanzó una valoración cercana a los 80.000 millones de dólares en su estreno en Wall Street, dio las oportunas explicaciones.

“Se confirmó que la aplicación Didi Chuxing tenía el problema de recopilar información personal en violación de las leyes y regulaciones de la República Popular”, explicó en un comunicado publicado este lunes.

Publicidad

“La compañía espera que la eliminación de la aplicación pueda tener un impacto adverso en sus ingresos en China”, añade Didi, que aseguró que “mantiene” las operaciones en el resto del mundo tras la prohibición de sumar nuevos usuarios.

El perjuicio, no obstante, se eleva también a sus accionistas. El viernes, tras conocer la investigación abierta por parte de los reguladores, las acciones de Didi en Wall Street se dejaron un 5 por ciento.

El efecto mariposa sobre Softbank

Estas caídas en bolsa han tenido una suerte de efecto mariposa que ha llegado a otros mercados.

El gigante tecnológico japonés Softbank, uno de los mayores accionistas de Didi con más de un 20 por ciento del paquete empresarial, también notó en bolsa el efecto de las restricciones y sus acciones cayeron este lunes un 5 por ciento en el Nikkei.

Publicidad

“Softbank no puede cosechar ganancias en el corto plazo debido a las crecientes incertidumbres regulatorias para el transporte de pasajeros en China”, explica Anthea Lai, analista de Bloomberg Intelligence.

“Softbank solo podría reactivar sus ganancias fusionando su participación a través de una SPAC (special purpose acquisition company)”, explica la experta, sobre el efecto de la nueva normativa china en el sector tecnológico.

En portada
Publicidad
Noticias de