Volkswagen se declara culpable de fraude ante un tribunal de EEUU

El fabricante alemán de automóviles Volkswagen (VW) se declaró hoy culpable ante un tribunal de Detroit (EEUU) de conspirar para defraudar a centenares de miles de personas en Estados Unidos con el trucaje de sus motores diésel.

La declaración de culpabilidad de VW es parte del acuerdo al que el fabricante alemán llegó en enero de este año con las autoridades estadounidenses para resolver el trucaje de casi 600.000 vehículos diésel con software que oculta las emisiones reales de sus motores.

Según el acuerdo, la empresa pagará 2.800 millones de dólares como "multa penal por la conspiración de largo plazo para vender aproximadamente 590.000 vehículos diésel en Estados Unidos usando un ingenio para trucar las pruebas de emisiones ordenadas por la Agencia de Protección Ambiental (EPA)" y las autoridades de California.

Además, la firma pagará 1.500 millones de dólares por la importación y venta en EEUU de vehículos trucados, así como por fraude aduanero.

Tras la admisión de culpabilidad de VW, el juez instructor del caso, Sean Cox, dijo que estudiará el acuerdo al que han llegado las autoridades estadounidenses y el fabricante alemán.

Cox, que ha establecido la fecha del 21 de abril para dictar formalmente su sentencia, afirmó que los delitos de los que el fabricante germano se ha declarado culpable son "muy graves".

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.