Para de nuevo una línea de producción de Pilkington, pendiente de un ERTE

Una línea de producción de la planta de Pilkington, empresa proveedora de la industria del automóvil, ha vuelto a parar esta semana ante la falta de carga de trabajo, lo que ha motivado un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) que ya ha sido pactado pero todavía no se ha activado.

El ajuste de empleo está previsto para los jueves y viernes en los tres turnos de trabajo pero esta semana se han realizado paros de producción en la línea de laminado durante los cinco días en el turno de noche, según ha informado a Efe el presidente del Comité de empresa, Rubén López.

Este paro en la línea de laminado ya se llevó a cabo en la primera semana de marzo y los 70 empleados de la línea se dedican a otras tareas de mantenimiento o apoyo a otras instalaciones.

El ERTE, causado por la caída de la demanda del sector del automóvil de los últimos meses, está pendiente de autorización por parte de la administración y López ha mostrado su sorpresa por que no se haya activado todavía ya que existen unos plazos legales que se deben cumplir.

La empresa, que provee parabrisas y lunetas a la industria del automóvil, ya pactó con la parte sindical las condiciones del expediente, con una duración de trece meses -hasta 2020-, complementos salariales del 25 % y un número máximo de 50 días en los que puede estar afectado un trabajador.

Además, establece unos salarios mensuales "suelo" según las rentas que van desde el 95 % para las más bajas hasta el 85 % para las más altas.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.