Ourense contará con un ecobarrio con energía geotérmica para 50 edificios

Ourense acogerá el primer ecobarrio de Europa, que ofrecerá energía geotérmica a medio centenar de edificios y permitirá la creación de "300 puestos de trabajo" además de reducir los gases de efecto invernadero generados.

Así se desprende del proyecto presentado esta mañana por el comisario de Acción por el Clima y Energía de la Comisión Europea, Miguel Arias Cañete, que acompañó al presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, y al alcalde de Ourense, Jesús Vázquez.

El Ecobarrio que irá ubicado en el barrio orensano de A Ponte pretende ser una realidad en 2020, una vez que se haga efectiva la inversión prevista de unos 20 millones de euros, anunciada en el acto del presentación del proyecto en el Ayuntamiento de Ourense, uno de los promotores junto a la Xunta, que cuentan con el respaldo de la Unión Europea.

En su intervención, realizada ante representantes vecinales y políticos, como el presidente de la Diputación, Manuel Baltar y el conselleiro de Economía, Empleo e Industria, Francisco Conde, el titular del Ejecutivo gallego ha destacado que es un proyecto "pionero y estratégico" para Galicia.

Además, sitúa a Ourense como "una ciudad pionera" en la lucha contra el cambio climático, en la reducción de consumo energético y en el aprovechamiento de los recursos naturales energéticos" gracias a la instalación de la "primera red de geotermia de Europa" para edificios.

"Estamos hablando de un proyecto que tiene como finalidad demostrar que existe otra forma de hacer urbanismo y de hacer ciudad, más respetuosa con el ambiente y con la mayor calidad de vida para los vecinos", ha aseverado Feijóo, quien ha afirmado que las energías renovables y los recursos naturales son "la gran meta" de los Gobiernos "del futuro".

Dentro de ese compromiso, ha situado el proyecto del barrio de A Ponte como el "ejemplo a pequeña escala de lo que van a ser las ciudades sostenibles del futuro", en el que se prevé mejorar "la eficiencia energética un 20 %" y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero un 30 por ciento".

Durante la presentación, la gerente del Instituto Energético de Galicia (Inega), Zeltia Lago, quien ha desgranado los pormenores del proyecto, ha explicado que el proyecto contempla la instalación de una red térmica que proporcionará calor térmico, agua caliente y calefacción a las viviendas tanto públicas como privadas.

Para lograrlo, el Gobierno prevé acometer actuaciones relativas a renovación de fachadas y envolventes térmicas en colegios, institutos y otros inmuebles como la futura estación intermodal y se procederá a la sustitución de la iluminación actual por tecnología led.

Además, está prevista la puesta en marcha de una Oficina del ecobarrio que dará información de las actuaciones y ayudas en materia de eficiencia energética.

Feijóo, quien ha agradecido el apoyo expreso prestado desde la Comisión Europea a través del comisario Miguel Arias Cañete, prevé que el proyecto pueda ser "una realidad en 2020".

Arias Cañete ha resaltado el compromiso de las diferentes instituciones a la hora de caminar en la transición energética hacia "modelos urbanos más limpios" algo que es "una realidad" en Europa por lo que ha apuntado que "al margen" de lo que suceda" en las elecciones europeas, se mantendrán los objetivos climáticos y las políticas energéticas.

En el caso de Galicia, el comisario europeo ha destacado la estrategia "ambiciosa" del Gobierno gallego en cuanto a sostenibilidad y lucha contra el cambio climático, en la línea de otras ciudades europeas, donde se establece "una hoja de ruta" contra el cambio climático" en la que están "implicados" todos los agentes.

Dentro de ese objetivo, ha destacado el compromiso del Gobierno gallego para que el "45 por ciento" de la energía que produzca Galicia en 2020 será "renovable" superando ampliamente las directrices de la Unión Europea y la puesta en marcha de este proyecto en Ourense, que cree que será "un proyecto a replicar" en otras ciudades.

En la misma línea, el alcalde orensano ha asegurado que este proyecto "innovador, pionero y revolucionario" que situará a Ourense "en un referente internacional" en lo que se refiere a energía geotérmica que permitirá "mejorar la calidad de vida de los vecinos".

Además, ha apuntado que supondrá "un antes y un después" en la historia de la ciudad, ya que las viviendas verán reducido su consumo de calefacción o de agua además de mejorar el alumbrado público y conseguir una movilidad más sostenible.

La previsión es que esta iniciativa beneficie "en una primera fase" a "31 edificios públicos y 18 privados", en un espacio cercano a los 92.000 metros cuadrados, según el regidor.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.