Las pernoctaciones en extrahoteleros caen un 61,6 % en marzo en Cantabria

Las pernoctaciones en los establecimientos extrahoteleros de Cantabria bajaron un 61,6 por ciento en marzo, respecto al mismo mes del año anterior, hasta las 44.350, según los datos publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En el conjunto de España también cayeron aunque menos, un 15,8 por ciento las pernoctaciones en relación a 2016, cuando la Semana Santa cayó en marzo.

Los extrahoteleros de Cantabria fueron la opción para 19.476 viajeros en marzo, de los que 18.634 eran residentes en España y 842 procedentes de otros países.

Descendió, y en términos similares, tanto el número de viajeros nacionales (-48,2 %) como el de extranjeros (-48,2 %).

De las 44.350 pernoctaciones de marzo, 40.150 corresponden a residentes en España y 4.198 a no residentes. En este caso el descenso fue superior entre los nacionales que entre los extranjeros, del 63,6 y el 16,7 por ciento respectivamente.

La disminución fue general para todos los tipos de alojamientos. Las mayores caídas se registraron en los cámping, con un 92,3 por ciento, y en las casas rurales, con un 45,7, cuyo peso en el total de los establecimientos extrahoteleros fue del 9 y el 14 por ciento, según detalla el Instituto Cántabro de Estadística (Icane) a partir de los datos del INE.

En los albergues, que representan un 5 por ciento en el total de estos alojamientos, el descenso fue del 30,2 por ciento.

Y en los apartamentos se redujeron un 28,2 por ciento, con un peso en el total de las pernoctaciones del 34, lo que los sitúa a la cabeza de estos alojamientos en marzo.

El grado de ocupación también bajó en todos los tipos de establecimientos y el mayor descenso se produjo en las casas rurales, del 49,2 por ciento.

La estancia media en los extrahoteleros fue de dos días aproximadamente y los que más disminuyeron esta estancia fueron los cámping, un 22,5 por ciento hasta los 2,9 días. Las plazas ofertadas sumaron 15.910.

Entre las pernoctaciones de los residentes en España, los vascos fueron los primeros en los cámping, con un 91,4 por ciento del total; los riojanos en el turismo rural (29,8 %) y los madrileños en los apartamentos, con el 20,4.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.