Empresas del IBEX

IBEX 35. Se perfila como el gran perdedor en la segunda ola

En la primera semana del segundo estado de alarma el principal indicador de la bolsa española se ha acercado a los mínimos de marzo

La segunda ola afectará especialmente al IBEX 35 frente a otros índices europeos/ EFE
La segunda ola afectará especialmente al IBEX 35 frente a otros índices europeos/ EFE

Viejos fantasmas volvieron a aparecer en la Bolsa española en la primera semana de activación del nuevo estado de alarma. El temor de los inversores ante un nuevo retroceso de la economía volvió a reflejarse en la evolución del índice referencia en España.

¿Qué más leer?

IBEX 35. Almirall es la preferida de los analistas antes que Pharmamar y Grifols

El IBEX 35 se desplomó en las cuatro primeras sesiones: un 1,40% el lunes; un 2,14% el martes; un 2,66% el miércoles y un 0,97% el jueves. Solo el viernes logró corregir la tendencia, aupado por el inesperado crecimiento del producto interior bruto (PIB) superior al 16%.

El miedo de los inversores se refleja en los niveles en los que cotiza el IBEX. El selectivo se mueve en algo más de 6.400 puntos, lo que recuerda a los mínimos alcanzados a mediados de marzo, justo tras la aplicación del primer estado de alarma.

Mínimos desde 2002

El IBEX retrocedió entonces hasta 6.107,20 puntos, el nivel más bajo en casi dos décadas, en una caída bastante más pronunciada: en la semana del jueves día 5 al 12 de marzo, el índice se hundió desde los 8.900 puntos hasta los 6.390, casi un 27% menos.

«Las perspectivas a corto plazo no son buenas, la economía llega muy débil a una segunda ola», señala Miguel Martín, analista de CMC Markets. «Probablemente en las próximas semanas asistiremos a una destrucción mayor de tejido productivo, un aumento de quiebras y la disminución drástica del consumo. Todo ello volverá a impactar en las cuentas de las compañías que componen el selectivo», explica.

Es por ello que Martín no descarta ver al IBEX en el entorno de los 6.000 puntos, «poniendo a prueba ese soporte».

El descuento del IBEX

Las comparativas a nivel mundial resultan preocupantes. «Los principales índices a nivel mundial llegaron a máximos históricos. En cambio, la Bolsa española no fue capaz. La evolución pinta bastante mal», señala Carlos Galán, CEO de Scalping.es.

En Estados Unidos, el Dow Jones llegó a situarse en agosto por encima de los 28.000 puntos, cerca de los máximos históricos de febrero y ahora se mueve alrededor de los 26.000 tras la ronda de presentación de resultados.

¿Qué más leer?

IBEX 35. Pharmamar espera distribuir el Aplidin a nivel mundial en septiembre de 2021

El Nasdaq, referencia del sector tecnológico, avanza para recuperar su cota más alta, 11.900 puntos, a la que se aupó también en agosto. Una situación similar a la del DAX 30, referencia de los parqués europeos, que llegó a rozar 13.000 puntos a finales de agosto, cerca de los niveles previos a la crisis sanitaria.

«El IBEX debería estar cotizando sobre 15.000 puntos y estamos en 6.000. Es un mal endémico», indica. «El DAX ha visitado resistencias muy importantes, la evolución ya la habríamos querido en el IBEX», compara Galán, sobre el descuento que registra el índice.

El CAC 40 francés y el FTSE Mib italiano también muestran síntomas de mayor fortaleza durante los últimos meses. Un informe de Bank of America publicado el viernes apuntaba que las acciones europeas se terminarán desplomando un 5% en el último trimestre del año, mientras que no mostrarán una recuperación significativa, del 15%, hasta el segundo tramo de 2021.

«El IBEX es representativo de la economía española, en general más débil y con mayores desequilibrios que las más pujantes de Europa, como la alemana o la francesa», apunta Martín.

Las medidas del Gobierno

Además del estado de alarma, el Consejo de Ministros aprobó los Presupuestos Generales, la nueva hoja de ruta económica que seguirá el Gobierno.

¿Qué más leer?

IBEX 35. Cuánto habría ganado invirtiendo 100 euros en Pharmamar hace cinco años

En los presupuestos se incluyen una batería de impuestos como el que se aplicará a las sociedades cotizadas de inversión inmobiliaria (socimi), de entre el 15% y el 20% a los beneficios que no se repartan como dividendos.

El Gobierno también tiene previsto intervenir en el mercado del alquiler a través de la próxima ley de vivienda. Medidas que presionarían a la baja al índice. «El golpe a las socimis provocará fuga de capitales existentes y manda un mensaje negativo a capitales extranjeros”, explica el analista de CMC Markets.

“Habrá que esperar que la partida de gasto del Gobierno sea productiva y eficiente para conseguir elevarlo cuando inicie la recuperación», indica.

¿Qué más leer?

IBEX 35. Los antiguos ‘blue chips’, a precios de derribo

Galán, por su parte, reclama que se apliquen medidas económicas concretas, especialmente en los sectores más dañados, como el bancario o la hostelería. «Alemania ha ordenado el cierre de locales de ocio nocturno, pero el Estado a cambio se va a hacer cargo de ayudas», compara.

El foco, para Miguel Martín, del impacto de las medidas a los sectores concretos estará en «la menor disponibilidad de capital para inversiones productivas», así como en «alejar la inversión extranjera debido a una mayor presión fiscal, intervención en la economía y menor certidumbre jurídica».

En su opinión, la solución para «muchas» empresas españolas pasará por «generar más negocio en el exterior, diversificando así sus ingresos».

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses