Empresas del continuo

OHL, Sacyr y FCC tienen un plan para recuperar la confianza de la bolsa

Los analistas valoran de manera positiva que las tres constructoras se hagan fuertes en el negocio de concesiones

Los analistas valoran de manera positiva que las tres constructoras se hagan fuertes en el negocio de concesiones

Sacyr, OHL y FCC no son novatas enfrentándose a una recesión. Hace 12 años aprendieron que la diversificación del negocio era fundamental si no querían volver a pasar por una situación comprometida. Por eso han llegado a la crisis provocada por el Covid-19 con la lección aprendida.

El golpe es duro, como ha reflejado la bolsa, pero tienen un plan: apostar todavía más por el negocio de las concesiones, que es mucho más seguro a medio y largo plazo y da mayor confianza a los inversores. De hecho, los analistas consultados señalan esta apuesta como la clave para que las tres compañías sobrevivan con salud al coronavirus y el pánico de los mercados no las devore.

¿Qué más leer?

Carlos Slim eleva su control en FCC al 76,6% tras liquidar la deuda de Esther Koplowitz

Esta semana, en la junta de accionistas en la que Juan Villar Mir de Fuentes cedía la presidencia de OHL a Luis Amodio, tras la entrada de los hermanos mexicanos como principales accionistas, se anunciaba que la compañía se centraría a partir de ahora en las concesiones. Comienza así una nueva etapa de la histórica constructora que busca recuperar la confianza de los inversores. «La apuesta es positiva. La compañía ya demostró que es capaz de generar valor en este segmento y lo importante ahora es que comiencen a materializarse las oportunidades», indica Luis Arredondo, analista del Banco Sabadell.

Esta empresa cuenta con un pasado prometedor en las concesiones debido a su anterior filial, OHL Concesiones, que tuvo una importante participación en Abertis, con la matriz superando los 3.000 millones en bolsa. Pero el crecimiento fue demasiado grande como para asimilarlo.

El volumen de contratos chocó con la rentabilidad y llegaron las provisiones por contratos fallidos, un daño empresarial al que todavía se enfrenta. Ahora, con la entrada de los Amodio se pretende reforzar los proyectos, controlar los riesgos económicos, y, sobre todo, reducir la deuda.

«La entrada de los Amodio en OHL servirá para reforzar los proyectos, controlar los riesgos y reducir la deuda»

 «Los Amodio y su nuevo consejo de dirección deberán mejorar los márgenes operativos y el control de caja, algo que se le fue de las manos al antiguo consejo», señala Diego Morín, analista de IG. Arredondo comparte esta opinión y, aunque considera que todavía es pronto para saber cómo reaccionará la bolsa, apunta que «la clave estará en la evolución de los resultados tras el impacto del Covid-19».

¿Qué más leer?

Sacyr apostará por las concesiones en su plan estratégico hasta 2025

En el caso de Sacyr, esta compañía apuesta por continuar su perfil concesional, una decisión que, según Juan Tuesta, analista de Bankinter, es acertada. «El negocio de concesiones, que estimamos que es del 84%, aporta estabilidad en el actual entorno de incertidumbre al tener el 90% de sus activos no sujetos a riesgo de demanda», explica.

Para Ignacio Romero, del Banco Sabadell, la acción está incluso barata y apuesta por un precio objetivo de 2,61 euros por título.

Salto renovable

La firma presidida por Manuel Manrique propuso en su junta de accionistas celebrada esta semana una nueva estrategia basada también en las energías renovables para conseguir una reducción de los riesgos financieros. «La focalización hacia un sector como las renovables es importante para Sacyr porque representa casi el 17% de los ingresos de la empresa», asevera Morín. «Esta situación busca seguir mejorando el avance de caja y darle una retribución al accionista, la cual se ha visto parada por la crisis», añade.

¿Qué más leer?

OHL centra su futuro en las concesiones tras la entrada de los Amodio

El analista de CVG Gaesco Rafael Fernández considera que tanto Sacyr como otra de las grandes constructoras, FCC, no han recibido un impacto tan fuerte como el esperado. Y es que el cierre de la actividad de la construcción durante el confinamiento fue únicamente de dos semanas. Además, su área de concesiones se ha visto beneficiada, pues se ocupa de la limpieza y mantenimiento de algunos hospitales, añade Fernández. 

La firma presidida por Esther Koplowitz ha sido noticia esta semana después de que Carlos Slim, principal accionista, aumentara su participación hasta el 76,6%, con lo que refuerza su posición en la compañía. «Con este movimiento, Slim pretende continuar con proyectos sólidos para crecer y recuperar el valor de la entidad en bolsa, cuyo precio objetivo ronda los 11 euros», precio máximo durante el año 2019», concluye Morín.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses