Empresas del continuo

Abengoa presiona al Santander con su tercer plan de rescate

Abengoa precisa de un nuevo plan de rescate por valor de 250 millones de euros y busca la ayuda del Santander como principal accionista

Abengoa busca nuevos avales, reestructurar la deuda y lograr accionistas mayoritarios para evitar la quiebra

Abengoa presiona al Santander  al comunicar que precisa de un tercer plan de rescate de 250 millones de euros a través de la línea de crédito del ICO y con la ayuda de toda la banca del IBEX 35 menos Sabadell.

¿Qué más leer?

Abengoa no ve la luz técnica y sí mínimos históricos

Las entidades presididas por Ana Botín y Gonzalo Cortázar, Caixabank, son los principales accionistas de la compañía.

El Santander es el primer accionista con el 2,84% de las acciones, el segundo es la entidad financiera estadounidense Charles Schwab con un 1,6% y el tercero Caixabank con el 0,34%. Les siguen Bankia, un 0,3% y el Estado y BBVA con una participación ambos del 0,29%.

Así, en su tercer plan de rescate desde 2016, la compañía buscará el apoyo de sus principales prestamistas además de buscar con ellos unas peticiones de avales de 300 millones de euros con la garantía de Cesce.

En total, 550 millones de euros en ayudas a los que pretende sumar quitas a sus acreedores que afecta a 700 millones de su deuda. El objetivo, el mismo que en los otros dos planes: salvarse de la desaparición. En el plano de la deuda también buscará capitalizarla.

La decisión, en manos del Gobierno y la banca

Como accionistas de referencia, la banca y la Moncloa están dispuestos a ayudar de nuevo a la empresa de ingeniería con un patrimonio negativo de 388 millones de euros que le avoca a la disolución.

El Covid-19 da la puntilla definitiva a una empresa que cuenta en su historial con el mayor concurso de acreedores en la historia de España, en 2016. Abengoa señala que los efectos de la crisis se dejarán sentir con mayor relevancia en las regiones donde posee más negocio: América Latina, África y Oriente Medio.

También busca apoyo en Crédit Agricole, que ostenta otro 0,29% de las acciones

La intención de Abengoa es convencer a banca y Estado de un plan a largo plazo, hasta 2028, donde ya avisa que tanto ventas, caja y ebitda podrían reducirse en un 25%. Otros de los motivos que esgrime la compañía para acudir a sus principales prestamistas es que la pandemia les cierra cualquier otra vía de financiación.

Mejora de resultados

La compañía también comunicó sus resultados anuales esta semana, en los cuales su ebitda se disparó un 60% hasta los 300 millones de euros y consiguió reducir las perdidas hasta los 517 millones de euros, frente a los 1.500 del curso anterior, gracias a la entrada de grandes contratos desde 2017.

También recortó gastos, un 9% y las ventas crecieron un 15%, hasta los 1.493 millones de euros. Aumentó la deuda hasta los 5.950 millones de euros, un 5% más, aunque dentro de esta deuda están las sociedades que quiere vender.

La cuestión es que por el Covid-19 las ventas se complican y, por ende, la reducción de deuda.

Se despide del rebote en bolsa

Abengoa pierde las opciones de rebote al anunciar su tercer plan de rescate ya que se hunde en bolsa. Tras varios intentos de rebote buscaba romper la resistencia de los 0,016 euros.

 

¿Qué más leer?

Las acciones de Abengoa deben superar los 0,016 euros para ir más allá en el rebote

El analista de finanzas.com Josep Codina comenta que el el objetivo teórico de proyección iba hasta los 0,0190-0,020 euros. Pero que, para ello, debía superar otras resistencias previas que estaban esos 0,016 euros y los retrocesos del 38,2%, sobre los 0,170 euros y 50% de la caída por encima de los 0,0185 euros .

Si fallaba la perforación al alza, como ocurre ahora, y volvían malas noticias para el valor, las caídas se verían confirmadas con cierres por debajo de 0,010 euros, tal es el caso actual, y “ello supondría además marcar nuevos mínimos históricos en el peor de los escenario”, declara Codina.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.