Economía y política

Visa apunta un histórico desplome del consumo. El gasto ha caído “drásticamente”

Visa, el gigante de los pagos electrónicos, redujo sus previsiones de beneficio y alertó de un drástico desplome del gasto de los consumidores, incluso online

VISA

Uno de los mejores termómetros para medir la fortaleza del consumo es el gasto con tarjetas de crédito. Y las noticias no son buenas.

Visa, el gigante de los pagos electrónicos, volvió a rebajar sus previsiones de ingresos en el segundo trimestre fiscal, argumentando que la crisis del coronavirus provocó una fuerte disminución en el gasto de los titulares de tarjetas de crédito.

La compañía ahora espera ya que sus ingresos crezcan a un solo dígito, “en el extremo superior del rango medio”. Con más del 40% de la población mundial confinada en sus domicilios, y con fuertes restricciones de contacto social, es lo que se podía esperar.

La compañía ya tuvo que rebajar sus previsiones anteriormente, después de que el brote se agudizara en Asia. Y la propagación del virus a escala global ha obligado a un nuevo ajuste todavía más dramático.

"A medida que el virus se ha propagado en las últimas semanas, los impactos que vimos en Asia en febrero ahora están ocurriendo en el resto del mundo, con un rápido deterioro de los gastos relacionados con viajes transfronterizos", dice Visa.

La cuestión es que esta ralentización afecta tanto a los pagos físicos con tarjeta como a las ventas ‘online’. La realidad es tan sencilla como demoledora. Los consumidores redujeron su gasto “drásticamente”, asegura Visa.

Mastercard tampoco se libra

En lo que llevamos de año, las acciones de Visa soportan un castigo en Wall Street de casi el 12%. A su gran rival, Mastercard, tampoco le ha ido mucho mejor, pues también comunicó la semana pasada que no logrará sus previsiones. Cae en bolsa un 15% en el año.

Este mes, el gasto de los titulares de tarjetas Visa descendió el 4% en EE.UU., mientras que el gasto en el extranjero de los clientes se desplomó el 19%.

Aún así, la empresa reportó un aumento general de 9% en las transacciones procesadas entre el 1 de enero y el 28 de marzo, cuando todavía no se había agudizado al pandemia.

“A medida que los países han impuesto el distanciamiento social, las órdenes de confinamiento o de bloqueo total, el gasto interno, especialmente en viajes, restaurantes, entretenimiento y combustible, ha disminuido drásticamente”, asegura Visa.

Algunos bancos internacionales, como UBS, redujeron sus estimaciones de volumen, ingresos y beneficios para las compañías de pagos, a fin de reflejar el desplome del consumo inducido por el coronavirus.

Menos compras en tendas físicas

El debate clave en el sector, apuntan, probablemente se centrará en "la profundidad de la caída a corto plazo” y en las medidas que las empresas tomen para mitigar el hundimiento de la actividad.

La tendencia que está anticipando los datos de Visa tendrá que ser corroborado cuando salgan en las próximas semanas los primeros indicadores de consumo ya del mes de marzo.

En España, un 50% de los consumidores compró menos en tiendas físicas, debido en gran parte al cierre del comercio, con la excepción de los supermercados y la entrega a domicilio en la restauración, según datos difundidos por la consultora Kantar. Son los efectos del confinamiento.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses