Economía y política

Las grandes fortunas se olvidan de España en sus vacaciones

Croacia y Turquía se convierten en los destinos emergentes de los yates de lujo internacionales

Pocos megayates se ven este año en las costas españolas
Pocos megayates se ven este año en las costas españolas

Con algunos países europeos volviendo a imponer restricciones para evitar otro brote de Covid-19, las grandes fortunas están abandonando algunos de sus puntos de amarre tradicionales, como España

Al menos 63 megayates navegan ahora frente a Turquía, la mayor cantidad desde 2017 y en comparación con los 26 en este momento el año pasado, según datos de seguimiento recogidos por Bloomberg. Esas son buenas noticias para un país cuya moneda se desplomó en medio de un aumento en las salidas de capital extranjero.

El Scheherazade navegó hacia Turquía durante el fin de semana. El Madame Gu, supuestamente propiedad de Andrey Skoch, y el Pacífico, propiedad del segundo hombre más rico de Rusia, Leonid Mikhelson, se encuentran entre los otros barcos que anclan en la costa del país.

Turquía ha sido durante mucho tiempo un destino favorito para los turistas rusos. Cuando Rusia levantó la prohibición de viajar la semana pasada, 80 vuelos con 23.000 personas llegaron a Antalya en solo un día. 

Refugio contra el Covid-19

Durante las primeras etapas de la crisis sanitaria, Turquía fue vista como un refugio seguro del Covid-19 entre las personas adineradas, lo que se reflejó en un aumento en el número de yates de julio.

Croacia y Grecia también están atrayendo a más superyates, con números también en máximos de tres años. Los barcos más grandes de Croacia son el Eclipse, de Roman Abramovich, el cuarto yate más largo del mundo, y el Ulysses, propiedad del hombre más rico de Nueva Zelanda, Graeme Hart. El O' Parii, recién entregado, y el Radiant se encuentran entre los que se vieron en Grecia.

España, por su parte, experimentó la mayor disminución en el recuento de superyates, con 26 de ellos abandonando sus costas desde el mes pasado. El yate más grande del mundo, el Azzam, propiedad del presidente de los Emiratos Árabes Unidos, Sheikh Khalifa Bin Zayed Al Nahyan, estuvo a principios de agosto frente a la costa de Cádiz después de pasar por un astillero español semanas antes.

 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.