Economía y política

Las familias aprovecharon la pandemia para ahorrar e invertir en bolsa a bajos precios

Las familias no sólo incrementaron su dinero en depósitos y cuentas a la vista, sino que hicieron aportaciones a fondos

Parqué de la bolsa de Madrid.
Parqué de la bolsa de Madrid.

La pandemia revolucionó las finanzas de los españoles. Por un lado, se produjo un incremento del dinero en depósitos y cuentas a la vista, con el objetivo de tener un buen colchón financiero. Pero, por otro, no dejaron de invertir aprovechando la situación del mercado.

Así,  el ahorro financiero (activos financieros) de las familias españolas se situó en 2,36 billones de euros a finales de junio de 2020, según datos del Banco de España. 

Incremento del ahorro para protegerse 

En el segundo trimestre, los hogares españoles aumentaron en 76.642 millones de euros su saldo en activos financieros, un 3,4% más que en marzo de este año. 

Una parte de este excedente del ahorro se debió a la caída del consumo, en torno al 22,5%.

¿Qué más leer?

El ahorro para la jubilación pierde atractivo

Esto también lo señala Midcappital el, quien señala que 62% de sus clientes reconoce haber gastado menos de lo habitual desde el pasado mes de marzo, frente a un 38% que no ha percibido una reducción de su gasto ordinario. 

De ese 62% que ha reducido su nivel de gastos, el 83% asegura haber dedicado al ahorro el importe no utilizado, mientras que el 17% restante lo ha empleado en la adquisición de otros bienes o en la realización de otro tipo de actividades no habituales.

Los españoles aprovecharon las oportunidades en bolsa

Pero el segundo trimestre se caracterizó, según Inverco, la asociación que agrupa a fondos de inversión y otras instituciones de inversión colectiva, por el aumento de los activos financieros.

Dicha recuperación tuvo su origen, en el elevado volumen de operaciones financieras del segundo trimestre.

En términos interanuales, las nuevas operaciones de adquisición de activos financieros por parte de las familias alcanzó en junio los 65.820 millones de euros. 

En lo que se refiere al segundo trimestre de 2020, el volumen total de operaciones financieras netas superó los 65.000 millones de euros fundamentalmente (aparte de los depósitos) por las adquisiciones netas de renta variable cotizada y de participaciones en Instituciones de Inversión Colectiva.

“Con la actual situación de incertidumbre, los ahorradores se debaten entre la necesidad de contar con un colchón económico que, ahora más que nunca, puedan tener disponible para utilizarlo si es necesario, o aprovechar las oportunidades que ofrecen en este momento los mercados, ya que la bajada de las bolsas está permitiendo a muchos inversores posicionar mejor sus inversiones y a precios más bajos de lo habitual”, explica Miguel Camiña, CEO y cofundador de Micappital.

Los fondos de inversión fueron el activo elegido

Así, según publica Inverco, los fondos de inversión registraron en septiembre un ligero ajuste, y sitúan la cifra total de patrimonio en 264.208 millones de euros (265.258 millones de euros en agosto). 

Aunque teniendo en cuenta el periodo de seis meses, incrementaron su patrimonio en 16.737 millones de euros.

Sin embargo, en septiembre se produjo un ajuste de 1.000 millones de euros como consecuencia de los recortes acontecidos en los mercados financieros. 

Además, en septiembre se registraron captaciones netas por 210 millones de euros.

La evolución de los fondos fue muy diferente

Los flujos positivos experimentados por la categoría de renta fija de largo plazo, unido a las rentabilidades positivas experimentadas por los de mayor duración, ha permitido a estos fondos liderar el ranking de incrementos patrimoniales del mes, y permite a los fondos de renta fija mantener casi sin cambios el patrimonio de principios de año. 

También los fondos monetarios experimentaron incrementos de patrimonio, centrados en este caso en los flujos positivos experimentados por la categoría. El aumento del volumen de activos de los fondos monetarios supera ya el 11% para el conjunto del año. 

Diversificar sin darse cuenta

Con estas dos acciones por parte de las familias han llevado a cabo un proceso de diversificación de los ahorros de manera poco intencional, pero que es fundamental, como destacan desde Banco Mediolanum.

La diversificación es fundamental cuando hablamos de invertir nuestro ahorro. “Muchas veces tendemos a concentrar todo el dinero que hemos invertido en una sola acción, un solo producto, un solo país, un solo sector, etc.”, recalcan. 

Y es que como recuerdan, diversificar permite reducir el riesgo y aminora la volatilidad de las inversiones. La diversificación no solo incluye la meramente geográfica, sino también la sectorial, la temporal, la existente entre títulos, por potencial de crecimiento y por tipología de instrumentos. 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.