Economía y política

Lagarde apoya a España e Italia. Adelante con los coronabonos

Christine Lagarde trató de dar un fuerte impulso en el Eurogrupo a los coronabonos, una postura a la que se acaba de sumar la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González-Laya

Christine Lagarde, presidenta del Banco Central Europeo (BCE)./ EFE

La respuesta fiscal de la Unión Europea a la gravísima crisis sanitaria y económica provocada por el coronavirus se quedó a medias. Los miembros del Eurogrupo acordaron emplear el fondo de rescate (MEDE) para hacer frente a la emergencia pero las ayudas estarán limitadas al 2% del PIB de cada estado miembro. Y además, con condiciones.

Los jefes de finanzas fueron incapaces de resolver las diferencias que están reteniendo un dinero que ahora mismo es imprescindible para responder a la pandemia. Y no dieron detalles claros de cómo tendrían que funcionar esas líneas de crédito respaldadas por el MEDE.

Por supuesto, el problema de pedir las líneas de crédito es el de la estigmatización del estado miembro que recurra a ellas, lo que sería entendido como poco menos que un rescate. Pero el consenso general es ese, el dinero está ahí y los países solo tienen que pedirlo bajo ciertas condiciones.

En el fondo, la disensión en el Eurogrupo es el fiel reflejo del eterno debate que hubo siempre en la zona euro. ¿Hasta qué punto deben compartir los países sus obligaciones financieras? Y como sucedió en otras ocasiones, volvieron a aparecer dos bandos opuestos, la ‘troika’ comunitaria y los países de la periferia.

González-Laya apoya los coronabonos

Italia, con el apoyo de Francia y España, argumento que no debería haber condiciones. El virus es una forma de desastre natural, dicen los funcionarios italianos, por lo que la zona euro debería responder con solidaridad. ¿Y cuál es la forma de responder solidariamente a esta crisis? Las emisiones de deuda conjunta, apodadas ahora como coronabonos.

Europa necesita una respuesta "integral" al impacto económico del coronavirus para convencer a los mercados y reducir la volatilidad, explicó la ministra de Asuntos Exteriroes, Arancha González-Laya, en una entrevista con Bloomberg TV.

En su opinión, España, Italia y Francia piensan que emitir coronabonos es "una buena idea", aunque hay opiniones divergentes dentro de la Unión Europea. “La discusión está en marcha”, dijo González-Laya, pero lo que "convencerá a los mercados" es una respuesta unificada de Europa.

La irrupción de Lagarde

En medio de este debate surgió un aliado inesperado para la periferia, la presidenta del Banco Central Europeo, Christine Lagarde, quien defendió la emisión de los coronabonos, aunque su postura no encontró suficientes apoyos.

Aún así, el comisario de Economía de la UE, Paolo Gentiloni, dijo que los coronabonos son una de las herramientas disponibles, pero añadió que no hay consenso para emitirlos.

Si la idea al final saliera adelante, aunque cuenta con la oposición cerrada de Alemania y los Países Bajos, se emitirán 1,5 billones de euros en deuda conjunta para reactivar las economías y paliar el impacto de la pandemia.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses