Economía y política

España preocupa más que Italia a los inversores europeos

Los inversores del Viejo Continente muestran su preocupación por el coronavirus, la deuda, el IBEX 35 o la política en España. En cambio, en Italia aprecian una mejoría

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias en una imagen a la entrada del Palacio de la Moncloa, donde cada martes se reúne el Consejo de Ministros
Pedro Sánchez y Pablo Iglesias en una imagen a la entrada del Palacio de la Moncloa, donde cada martes se reúne el Consejo de Ministros

España preocupa a los inversores europeos. Los inversores institucionales y los ahorradores particulares hacen una diferencia clara entre el país ibérico e Italia que tiene su reflejo en los mercados.

¿Qué más leer?

La deuda italiana está a punto de dar el 'sorpasso' a la española gracias a Conte

El riesgo país y la deuda soberana son los primeros aspectos en los que se están fijando los inversores a la hora de analizar la situación de la periferia europea. Los rendimientos de los bonos españoles se están quedando atrás mientras los italianos, despreciados en los últimos tiempos, se están acercando a mínimos históricos.

Esta situación queda reflejada en las primas de riesgo con la italiana restando diferencias con la española hasta cerca de 50 puntos básicos, sobre los 70 y los 130 respectivamente.

La política como responsable

Los diferenciales se acercan por la percepción del riesgo político entre ambos miembros de la Unión Europea es distinta en aspectos como la forma de enfrentar sanitariamente al coronavirus o las fórmulas para salir de la crisis.

Preocupa el rebrote de casos en el país, los más graves del Viejo Continente, y las estimaciones del Banco de España sobre la recuperación económica que califica como “disfuncional”.

Bruselas continuará ayudando al país e inyectando miles de millones para aliviar el golpe, pero las perspectivas son muy negativas para un presidente, Pedro Sánchez, que ha prometido la creación de 800.00 puestos de trabajo gracias a la ayuda de la Unión Europea.

Jan yon Gerich, estratega jefe de Nordea Bank, señala que “ciertamente”, España tiene más desafíos que los que corresponden en este momento”. Para Yon Gerich el mayor riesgo a corto plazo es “un ataque de aversión al riesgo que podría agregar presión al alza para los diferenciales y que el BCE reaccione con lentitud en sus compras”.

Cataluña no se olvida

Entidades financieras como Mizuho o Danske esperaban que España vendiera bonos mediante sindicación el mes pasado. Esas predicciones ahora se han retrasado.  Los rendimientos de los bonos españoles a 10 años están cerca de mínimos históricos en torno al 0,23% gracias a medidas de estímulo sin precedentes del BCE.

¿Qué más leer?

Sánchez imita a Felipe González y promete 800.000 empleos

Si bien es probable que los tipos de interés no suban mucho dado ese apoyo, todavía existen oportunidades para que los inversores se posicionen para aumentar el rendimiento en relación con sus pares periféricos como Italia y Portugal.

Además, los inversores no olvidan la situación en Cataluña y la califican como “un punto muerto” que podría obstaculizar las negociaciones para el presupuesto de 2021. Es por ello que en Alemania están viendo la situación general en España con creciente preocupación. 

Un IBEX 35 deprimido

La Bolsa española también refleja esta situación y el principal indicador de la Bolsa española, el IBEX 35, es el peor selectivo con diferencia de entre los principales europeos y registra un retroceso superior al 30% en el año.

El FTSE MIB de Milán también sufre y figura “ente los mercados más baratos del mundo”, según el estratega de JP Morgan Mislay Matejka. Para este experto, el rendimiento del IBEX estará ligado a cómo vayan los diferenciales de la periferia y de la banca.

Las entidades españolas disfrutan ahora de un rally por las nuevas fusiones bancarias, pero, como sucedió tras conocerse las negociaciones entre Caixabank y Bankia, pueden ser ascensos puntuales.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.