Economía y política

El coronavirus acelera hacia una sociedad sin contacto

Corea del Sur quiere ser la referencia en tecnologías que eliminen la necesidad de interacción entre personas

Una mujer en un solitario vagón del metro de Barcelona
Una mujer en un solitario vagón del metro de Barcelona

Corea del Sur está haciendo esfuerzos a nivel nacional para reformar su economía en torno a un concepto denominado ‘untact’ (sin contacto).

Este concepto desarrollado por un grupo de gurús locales sobre consumo en 2017 prevé un futuro en el que las personas interactuarán cada vez más a través de Internet y las empresas sustituirán a los seres humanos por máquinas para inmunizarse contra los efectos de las subidas de los salarios y el rápido envejecimiento de la población activa.

Con la llegada de la pandemia del Covid-19, ese futuro se ha transformado en presente: el concepto de ‘untact’ se ha convertido en un factor clave del programa ‘New Deal’ del presidente Moon Jae-in con 76 billones de won (62.000 millones de dólares).

Evidentemente, este nombre es un guiño al mosaico de medidas de estímulo que ayudaron a los Estados Unidos a superar la Gran Depresión.

Si bien es cierto que Corea del Sur no ha sufrido un desplome de esa magnitud, el crecimiento económico ha sido lento en los últimos años, con un promedio del 2,9 por ciento anual desde 2010, en comparación con el 4,4 por ciento anual de 2000 a 2009.

El Gobierno prevé un crecimiento del 0,1 por ciento en 2020, pero el banco central y los economistas privados prevén una contracción, la primera desde la crisis financiera asiática de los años 90.

Los detalles del programa

Un informe de 136 páginas publicado este mes que detalla el programa de Moon menciona 47 veces el concepto ‘untact’. Con el compromiso de crear 550.000 puestos de trabajo, el plan prevé inversiones en sistemas de teletrabajo para 160.000 empresas, una infraestructura de Internet de alta velocidad para conectar 1.300 aldeas agrícolas y pesqueras, y tablets para 240.000 estudiantes.

Corea del Sur quiere aumentar la inversión en robots y drones para reducir la necesidad de contacto entre personas

El informe también pide aumentar la inversión en robots, drones, vehículos autónomos y otro tipo de tecnologías que reduzcan la necesidad de contacto entre personas.

Kim Rando, profesor de ciencias del consumo en la Universidad Nacional de Seúl, que dirigió el equipo que acuñó el término ‘untact’, afirma que la experiencia de Corea del Sur integrando nuevas tecnologías y su tamaño relativamente pequeño pueden permitirle convertirse rápidamente en líder en este sector emergente.

«A menudo, lo que comienza siendo un mercado nicho, acaba generalizándose con el tiempo», afirma.

«Probablemente, el Covid-19 va a obligar a muchos países que hasta ahora se habían mostrado ajenos a la tecnología sin contacto a tomarse en serio esta tendencia».

Fuerte crecimiento de los robots

Corea del Sur ya ocupa el segundo lugar del mundo en densidad de robots en fabricación, según la Federación Internacional de Robótica, con 774 instalados por cada 10.000 trabajadores. Ese valor se sitúa en Alemania en 338 y, en los Estados Unidos, en 217.

El objetivo de Moon de aumentar el salario mínimo a 10.000 won por hora (frente a los 8.590 won actuales) ha impulsado a los restaurantes de comida rápida y a los dueños de los comercios a aumentar la inversión en automatización.

La principal cadena de hamburgueserías ha instalado totems automáticos para realizar pedidos

Lotteria, la principal cadena de hamburgueserías del país, ha instalado tótems automáticos para realizar pedidos en más de la mitad de sus establecimientos, mientras que los establecimientos Emart24 y Korea Seven llevan ya varios años experimentando con puntos de venta sin cajero.

Moon tiene de su lado el capital político y económico. Su coalición obtuvo una victoria aplastante en las elecciones parlamentarias de abril, lo que probablemente conlleve la aprobación de un presupuesto suplementario para financiar el ‘New Deal’. El Gobierno ya ha garantizado la aprobación de unos 24 billones de won en gastos no presupuestados este año.

Implicación del sector privado

El sector privado también se está implicando: ya existe un fondo de inversión que incorpora en su nombre el concepto ‘untact’, dirigido por una filial del mayor conglomerado del país. «El concepto ‘untact’ resume el rumbo que está adoptando básicamente el mundo», afirma Jeong Dae-ho, director del fondo en Samsung Asset Management. «El coronavirus va a acelerar el cambio al llamado mundo remoto».

El coronavirus va acelerar el cambio al llamado mundo remoto

Una de las compañías que sigue de cerca Jeong es Rsupport, con sede en Seúl, y que cuenta con la mayor cuota del mercado de software de teletrabajo en Corea del Sur y Japón. La compañía afirma que el uso de su servicio se ha multiplicado hasta por 44 este año y el precio de sus acciones se ha triplicado.

«El coronavirus exige que el mundo acelere su transición hacia una sociedad sin contacto porque las cosas ya no volverán a ser como antes cuando todo vuelva a la normalidad», afirma Seo Hyung-su, fundador y director ejecutivo de Rsupport.  «Con el suficiente apoyo del Gobierno, el concepto ‘untact’ podría ser el trampolín para que unas cuantas empresas del sector tecnológico acaben marcando el paso».

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses