Economía y política

Brexit. El Reino Unido y la UE están cerca de llegar a un acuerdo

Las negociaciones se han suspendido por un positivo por Covid-19, pero ambas partes son optimistas

Esta semana se reanudan las conversaciones sobre el Brexit

El Reino Unido y la Unión Europea están cerca de llegar a un acuerdo comercial en los próximos días, a pesar de que aún deben superarse varias diferencias importantes entre ellos, confirmaron fuentes cercanas a las negociaciones a Bloomberg.

A pesar de la abrupta suspensión de las conversaciones cara a cara esta semana después de que un miembro del equipo negociador de la UE dio positivo por Covid-19, los funcionarios de ambas partes son optimistas.

¿Qué más leer?

Goldman Sachs mueve a Alemania 60.000 millones por el Brexit

Ahora se podría llegar a un acuerdo hacia finales de la próxima semana o, más probablemente, durante la semana del 30 de noviembre, explicaron las mismas fuentes, que pidieron no ser identificadas porque las conversaciones son privadas. 

El riesgo de fracaso no ha desaparecido

Para que eso suceda, el Gobierno británico y, en menor medida, la UE, aún deben tomar grandes decisiones políticas y, si no lo hacen, las negociaciones podrían fracasar, advirtieron.

La delicada coreografía que ahora están desarrollando las dos partes se ha complicado por el hecho de que el primer ministro británico, Boris Johnson, y el negociador jefe de la UE, Michel Barnier, tuvieron que ponerse en cuarentena después de entrar en contacto con el coronavirus.

La UE está presionando a Johnson, quien pondrá fin a su aislamiento el jueves, para que tome una decisión final sobre los compromisos que considera necesarios para llegar a un acuerdo. 

Hasta ahora, el Reino Unido se ha resistido a las demandas del bloque europeo sobre igualdad de condiciones para las empresas y sobre cómo se hará cumplir exactamente cualquier acuerdo.

Oposición de Johnson

La UE quiere que el Reino Unido siga los estándares ambientales y laborales de la UE incluso si cambian en el futuro, algo a lo que Johnson se ha opuesto. Ambas partes aún no están de acuerdo sobre la medida en que se pueden aplicar las sanciones si alguna de las partes incumple los términos de cualquier acuerdo.

Las dos partes tampoco han logrado llegar a un compromiso sobre el acceso que tendrán los barcos de la UE a las aguas de pesca del Reino Unido a partir del próximo año, aunque sus diferencias en este ámbito se están reduciendo.

¿Qué más leer?

El tiempo del Brexit se agota

En privado, los funcionarios dicen que están surgiendo los contornos de un acuerdo: si Johnson ofrece concesiones en igualdad de condiciones, podría reclamar la victoria en la pesca.

La UE mete más presión

Sin embargo, los líderes de la UE continúan ejerciendo presión sobre Johnson y han planteado la posibilidad de que no se llegue a un acuerdo. Ese resultado podría desencadenar una interrupción en las fronteras del Reino Unido y dejar a los consumidores y las empresas tambaleándose por los costes adicionales de las tarifas y las cuotas.

A última hora del jueves, los líderes de Francia, Bélgica y Holanda pidieron al bloque que haga planes de contingencias en caso de que un acuerdo no se materialice. A los enviados de los 27 estados miembros se les dijo en una reunión en Bruselas al día siguiente que el Reino Unido no había ofrecido suficientes compromisos.

Textos completados

Los equipos negociadores son más optimistas de lo que sugerirían los mensajes a los gobiernos de la UE, aunque algunas capitales importantes todavía tienen sus dudas sobre si Johnson jugará a la pelota.

Como muestra de los avances realizados, se ha redactado el texto legal de los acuerdos en todos los temas excepto los tres más polémicos. Los funcionarios dijeron que las secciones sobre ayudas estatales, donde la UE quiere que la política de control de subsidios del Reino Unido se establezca en el tratado y que sea supervisada por un regulador independiente, están casi completas.

Pero varios temas están interrelacionados. Persisten los desacuerdos no solo sobre los tecnicismos del acceso a la pesca, sino también sobre la insistencia de la UE en que forma parte del mecanismo general de resolución de disputas. De esa forma, cualquiera de las partes podría imponer sanciones comerciales si la otra parte incumple el acuerdo sobre el pescado.

"Quedan muchos metros hasta la línea de meta"

Los funcionarios dijeron que muchos factores en los próximos días determinarán cuándo y si se realiza un trato, incluida la disponibilidad de personalidades, lo que ha agregado una complicación adicional de último minuto. 

Barnier probablemente permanecerá en cuarentena hasta el 26 de noviembre y es probable que viaje a Londres para la ronda final de conversaciones.

"Después de semanas difíciles con un progreso muy, muy lento, ahora hemos visto en los últimos días un mejor progreso", dijo el viernes a la prensa en Bruselas la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen. "Pero hay bastantes metros hasta la línea de meta".

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses