Economía y política

Las estrategias de las familias para superar la crisis del coronavirus

Las familias reducen el gasto, incrementan el ahorro y el dinero depositado en cuentas a la vista

Sede del Banco de España

Las familias llegan a la crisis provocada por la pandemia en una situación muy diferente a la que hicieron frente a la anterior crisis económica.

Diferentes organismos oficiales, como el Banco de España o el Instituto Nacional de Estadística (INE) destacan que las familias españolas aprovecharon los últimos años para reducir las deudas (gracias a los bajos tipos de interés) y aumentaron el ahorro, tanto en depósitos como cuentas a la vista.

Y ahora, a estas dos medidas, se les une la contracción del consumo.

La razón hay que encontrarla en que las familias comienzan a diseñar su estrategia para afrontar la nueva crisis económica. Y es que la única forma de protegerse es aumentar el ahorro y reducir el gasto.

Las familias incrementan el ahorro y reducen el gasto

Sin embargo, sorprende los términos en los que los están realizando, batiendo récord tras récord, tanto en ahorro, como dinero depositado en cuentas a la vista.

¿Esto qué quiere decir? El mensaje que nos mandan los hogares con estas medidas es que anticipan una recesión mucho más larga y duradera que lo estimado por los organismos oficiales.

Por ejemplo, el FMI anticipa una caída de la economía española en torno al 12,8%.

Asimismo, otro de los motivos es que la recuperación de la economía real es mucho más lenta, puesto que la incertidumbre y el alto nivel de desempleo hará que sean mucho más cautos en la toda de decisiones.

Incremento del ahorro

Pero no sólo eso, según señala el INE, durante el primer trimestre del año, las familias incrementaron su ahorro en un 1,9%, es decir, ingresaron más que gastaron. Este dato contrasta con el mismo trimestre de 2019, cuando el porcentaje fue negativo: un 4,9%.

Entre enero y marzo de este año, en el que se incluyen los 15 días de marzo afectados por el estado de alarma  y el confinamiento, los hogares aumentaron su renta disponible bruta un 1,2%, hasta 176.013 millones de euros, y su gasto en consumo se situó por debajo de esta cantidad, en 172.515 millones de euros, un 5,2% menos, de forma que su ahorro fue positivo.

El ahorro de los hogares se situó así en 3.043 millones de euros, frente a los -8.551 millones de euros del primer trimestre de 2019.

Nuevo récord de depósitos

Pero este ahorro no fue destinado a productos de inversión, si no que las familias optaron por depósitos y cuentas a la vista, productos conservadores, donde el inporte está garantizado hasta 100.000 euros por titular y cuenta.

Así,  los hogares tienen en cuentas a la vista y depósitos 882.000 millones de euros, lo que supone un nuevo récord  y representa  un incremento del 7,2% interanual. En mayo de 2019, el ahorro de las familias se situó en los 822.000 millones de euros.

La incertidumbre mata el consumo

Además de este incremento del ahorro, las familias apostaron por reducir el gasto e inversión de los hogares y de las empresas españolas.

Los motivos, destaca el Banco de España, hay que encontrarlos no sólo en las restricciones de movilidad “sino también por el deterioro de las perspectivas macroeconómicas y de la confianza de los agentes, por el aumento de la incertidumbre y por el tensionamiento de las condiciones financieras”.

Las familias llegan a esta crisis mejor preparadas 

Entre las partidas de gasto que se han visto más negativamente afectadas, destacan las relacionadas con la hostelería, pero también han sufrido desplomes históricos las ventas de automóviles, las de bienes de equipo personal (categoría que incluye, entre otros artículos, la ropa y el calzado) y las de bienes de equipo del hogar (rúbrica que incluye los muebles, la iluminación y los electrodomésticos, entre otros productos).

Para el próximo año, las estimaciones d la institución que preside Pablo Hernández de Cos no son mucho mejores.

Sus estimaciones sugieren que si la incertidumbre económica se mantuviera en los niveles actuales, el consumo de hogares sería un 3,5% inferior en 2021 a la registrada ahora.

Desde 2019 preparándose

Los hogares llevan prepararándose para una recesión desde 2018, cuando estalló la guerra comercial entre los Estados Unidos y China, que vivieron nuevos episodios durante 2019.

A ello se une a que se vivía el ciclo económico alcista más largo de la historia y generaba una percepción de que pronto entraría la economía mundial en recesión. Ante estos mensajes, los hogares comenzaron a prepararse, lo que hizo que en la crisis provocada por la pandemia hayan estado mucho mejor preparados.

 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses

¿Qué más leer?