Qué hacer con las posiciones en bitcoin, ethereum y dogecoin

Las criptomonedas se desploman en un movimiento extremo incluso para estas divisas digitales caracterizadas por su volatilidad. Crecen los temores al pinchazo de una burbuja

Primero subieron como la espuma hasta alcanzar una valoración de un billón de dólares de la noche a la mañana y ahora caen en un movimiento casi tan vertical como el que les llevó al cielo de la bolsa. Las divisas digitales -bitcoin, ethereum y dogecoin, entre otras- caen a plomo y muchos son ya los que hablan de pinchazo de una burbuja.

En concreto, el bitcoin (la estrella de las criptodivisas) se desplomaba este miércoles un 22% hasta situarse en el entorno de los 35.000 dólares, borrando de un plumazo 500.000 millones de dólares de capitalizacion y perdiendo todo lo ganado desde que Tesla anunció, el 8 de febrero, que aceptaba pagos con esta moneda.

Desde sus máximos de abril en los 65.000 dólares, el bitcoin pierde un 50% de su valor.

Publicidad

Ethereum y dogecoin también se desploman

Por su parte, ethereum, la segunda moneda de este tipo en importancia, se dejaba un 40% y su competidora dogecoin, un 45%.

Detrás de estas caídas están un conjunto de tweets del fundador de Tesla, Elon Musk, diciendo que iba a eliminar posiciones en esa moneda.

Publicidad

Pero el golpe definitivo ha llegado este miércoles de la mano del Banco Popular de China (el banco central del dragón asiático), que ha prohibido que estos token digitales puedan ser usados como medio de pago.

Publicidad

El Banco Popular de China y el BCE dan la puntilla al bitcoin

Unas declaraciones del videpresidente del BCE, Luis de Guindos, diciendo que las monedas digitales no son una “verdadera” inversión tampoco han ayudado.

“Cuando tienes dificultades para averiguar los verdaderos fundamentales de una inversión, cuando te ocurre eso, es que no es una verdadera inversión”, ha dicho Guindos este miércoles.

Una sangría en el mercado de criptodivisas

Así las cosas, los expertos no se andan con paños calientes en su análisis. “Estamos asistiendo a una jornada que podríamos calificar de “sangría” después de continuas subidas desde el pasado octubre de 2020”, dice Diego Morín, de IG Markets, sobre las caídas vistas este miércoles.

Por eso, en este contexto, muchos inversores con criptodivisas en cartera se estarán preguntando qué hacer: si vender para evitar mayores pérdidas, mantener con la esperanza de que las criptodivisas recuperen posiciones o, incluso, comprar aprovechando mejores precios.

No es momento de aumentar posiciones en criptodivisas

Sobre esto, Morín tiene claro es que no estamos ante un momento idóneo para aumentar las posiciones por mucho que los precios hayan bajado. “Con la volatilidad que tenemos, lo considero de riesgo elevado”, opina.

Si bien, este experto intenta templar los ánimos respecto al movimiento vivido: “Debemos de tener en cuenta que la corrección que se está dando en el mercado es normal y natural, pese a las caídas por encima del 30% en algunas criptomonedas. Pero tenemos que entender que el mercado se encontraba en una sobrecompra continua y no tenía fuerza para seguir rompiendo resistencias, de ahí que el bitcoin haya descendido hasta los 30.000 dólares o el Ethereum tocase los 2.000 dólares”.

Publicidad

Por ello, Morín aconseja no precipitarse: “Tendremos que esperar para ver los niveles de precios que hacen las criptodivisas y si crean o no suelo para comenzar a buscar niveles más elevados”.

Niveles clave para ver si hay freno en la corrección

En ese sentido, Javier Molina, portavoz de Etoro en España ofrece algunos niveles clave que nos pueden dar indicaciones sobre qué hacer.

En primer lugar, estaría la cota de los 40.000 dólares. Si bitcoin no la recupera, “indicaría posible corrección hasta los 34.000 dólares, primero; y los 30.000 como siguiente objetivo”.

Publicidad

“Eso supondría perder la media móvil de 250 sesiones y la directriz secundaria principal alcista. Sólo si los precios son capaces de recuperar los 40.000 dólares podremos pensar en una vuelta a cierta consolidación en esa zona", dice este experto.

En segundo lugar, hay que vigilar el sentimiento de mercado pues, de permanecer en este estado de nervios, no sería descartable que el bitcoin ataque la zona de los 30.000 dólares, según Molina.

Por último, es conveniente estar atentos a la volatilidad. “No pensaremos en una recuperación del precio hasta que los niveles del VIX del bitcoin retrocedan y se pase a una fase menor movimiento”, apunta el especilista de Etoro.

En portada
Publicidad
Noticias de