El fracaso del bitcoin: falla contra la inflación y sigue lejos de los inversores tradicionales

Los desplomes del bitcoin reflejan el fracaso de la moneda como reserva de valor y protección contra la inflación

El desplome del 22 por ciento que sufrió el bitcoin en cuestión de horas colocó el foco sobre la verdadera cuestión que preocupa al mercado. La moneda digital más popular del mundo aún está muy lejos de lo que demandan los inversores tradicionales.

La moneda que estaba llamada a ser una sólida reserva de valor y una protección contra la inflación fracaso estrepitosamente en lo uno y en lo otro.

Publicidad

Cuando el miedo a la variante ómicron de coronavirus desató una tormenta vendedora en las bolsas mundiales, el bitcoin se comportó aún peor que la mayoría de los activos de riesgo, con el agravante de que arrastró a todo el mercado criptográfico.

Las primeras caídas dieron paso a una fuerte liquidación de posiciones alcistas, lo que llevó los precios a mínimo de dos meses, cerca de los 42.000 dólares.

No fue algo nuevo, pues la misma liquidación de derivados ya se produjo a mediados de noviembre, cuando nadie en el mercado sabía de la existencia de ómicron, tal y como explicó finanzas.com.

Publicidad

El bictoin sigue siendo un desafío

Si bien los precios se recuperaron cerca de los 51.000 dólares, las fuertes oscilaciones refuerzan “nuestra opinión de que los activos digitales siguen siendo un desafío”, dijo este martes Mark Haefele, director de inversiones de UBS Wealth Managenent.

Las criptomonedas y los tokens a menudo se consideran un método para diversificar las carteras o una cobertura contra la inflación.

Publicidad

Pero la última caída de las cotizaciones “socava esta narrativa”, añadió el experto de UBS. Se trata de activos “altamente especulativos y pueden caer tan rápido como suben”, dijo la misma fuente.

El desplome del bitcoin también ha mostrado lo correlacionadas que están las monedas digitales entre sí, “lo que dificulta la diversificación”.

Y para los gestores de fondos tradicionales, no poder diversificar o hacerlo sin garantías es casi un sacrilegio.

El problema, lamenta Haefele, es que el mercado no ofrece “estimaciones creíbles del valor razonable”.

Publicidad

El bitcoin está aún lejos de la inversión tradicional

Por eso, el experto de UBS ve “difícil obtener una opinión fundamentalmente sólida y defendible de los precios”.

“Consideramos que la exposición directa en monedas criptográficas y tokens es adecuada solo para inversores especulativos y altamente tolerantes al riesgo, y no creemos que pertenezcan a una cartera financiera tradicional”, remachó Haefele.

No obstante, el experto de UBS rompió una lanza a favor de las tecnologías de registro distribuido (conocidas como DLT), que están muy ligadas al mundo de la cadena de bloques.

Las empresas que adoptan esta tecnología proyectan un mayor crecimiento. Por ejemplo, la compañía de pagos Square recientemente desveló sus intenciones de expandir el negocio a través de la cadena de bloques.

Publicidad

Es otra forma de ganar exposición al ecosistema cripográfico sin tener que invertir en el bitcoin y otras monedas digitales, algo que Haefele desaconsejó a los inversores.

Opciones de rebote para el bitcoin

Tras las subidas de este martes, el bitcoin se metió en la batalla por recuperar los 51.000 dólares. También recuperó la media de 200 sesiones, que pasa en el gráfico diario por los 46.000 dólares y es una importante referencia de largo plazo.

Este será el soporte que la cotización del bitcoin debería mantener en las próximas sesiones, mientras que la primera resistencia por la parte alta son los 54.000 dólares, por donde pasa la media de las últimas 100 sesiones, explican a analistas técnicos a finanzas.com.

Por ahora, las perspectivas del rebote han mejorado en la medida en que el bitcoin siga por encima de los 50.000 dólares. Perder esta referencia incrementaría la vulnerabilidad a corto plazo, dijeron los analistas Oanda.

El dictamen de la comunidad científica sobre la variante ómicron será determinante para el bitcoin y el resto de activos de riesgo.

Publicidad

Pero también habrá que seguir de cerca las perspectivas de inflación. Si algo ha demostrado el bitcoin es que sigue siendo muy vulnerable al tapering.

Es la narrativa que defendía Haefele. A la moneda digital todavía le queda un buen trecho para ganarse la confianza de los inversores tradicionales. Su papel como reserva de valor ante la inflación todavía sigue en tela de juicio.

En portada
Publicidad
Noticias de