El euro/dólar acelera hacia la paridad tras tocar mínimos de cinco años

El euro/dólar acelera hacia la paridad por las tensiones en Ucrania y el discurso más agresivo de la Fed

La cotización del euro/dólar se desplomó hasta las 1,0577 unidades y marcó su nivel más bajo en cinco años.

Tal y como adelantó finanzas.com, la paridad del par de divisas más negociado del mundo sigue estando en el horizonte de los inversores.

Publicidad

El último tramo bajista se produjo tras conocerse que Rusia cortó el suministro de gas a Polonia y Bulgaria. De hecho, el Kremlin ha amenazado con la misma medida a los países que no paguen en rublos.

El temor es que las medidas de castigo alcancen a Alemania, que no podría esquivar la recesión sin el gas ruso. De concretarse este escenario, se aceleraría la presión bajista sobre el euro/dólar. Y es lo que está descontando el mercado.

De hecho, el ministro de Economía alemán, Robert Habeck, dijo que las empresas alemanas seguirán pagando el gas ruso en euros y dólares, como estipulan los contratos que están firmados.

Publicidad

El euro/dólar acelera hacia la paridad

La última vez que la divisa comunitaria estuvo a la par que el dólar fue en 2002. Ahora, la mezcla de presiones inflacionistas, con el discurso agresivo de la Fed, la guerra en Ucrania y los bloqueos en China amenaza con volver a la paridad.

“Seguimos cortos en el euro, con la paridad como objetivo para el final del trimestre", dijo Philippe Jauer, director global de divisas de Amundi Asset Management. “La actual volatilidad del mercado ha reforzado este objetivo”.

Publicidad

La clave de lo que suceda en las próximas sesiones está en el dólar y en que se siga fortaleciendo.

“Tiende a marcar un rendimiento superior frente a otras divisas cuando la aversión al riesgo es alta y hoy estamos exactamente en este contexto”, dijo Salman Beig, gestor de Unigestión.

Otro factor de riesgo es Ucrania, porque “si las tensiones van a más veríamos un euro más bajo”, añadió Miguel Ángel Rodríguez, experto en divisas del broker Capex.

"Cualquier escalada adicional del conflicto entre Rusia y Ucrania o incluso un tono más agresivo de la Fed sin duda supondría un riesgo de que el euro vaya hacia la paridad", apuntó Beig.

Publicidad

Presión para el BCE

Con todo, Rodríguez opinó que el dólar “se está fortaleciendo en exceso por los últimos comentarios que hizo la Fed”.

A su juicio, "esas expectativas de subidas de tipos muy agresivas son desproporcionadas”. Lo más normal es que el banco central estadounidense no tenga que subir tanto los tipos de interés como ha descontado el mercado, añadió este experto.

“La paridad no se puede descartar, pero no creo que el BCE vaya a dejar que esto suceda y cabe la posibilidad de que haya una intervención”, apuntó Rodríguez.

El problema, como explica este experto, es que un euro más débil aumenta los costes de la energía, con lo que la inflación subiría y el BCE tendría más presión para intervenir.

Publicidad

Intervención en el mercado de divisas

De hecho, si el tipo cambio llegara a 1,02 unidades “se empezaría a hablar de compras de euros por parte de los bancos centrales, no solo el BCE sino también de la Fed”, apuntó Rodríguez.  

No es lo habitual, pero dadas las circunstancias, este tipo de medidas ahora mismo no se pueden descartar.

Sin ir más lejos, el dólar/yen ha tocado máximos de veinte años y las autoridades de Japón han amenazado con intervenir vendiendo dólares, que es lo contrario a lo que hacen habitualmente.

Lo bueno de una divisa débil es que es expansiva y facilita las exportaciones. Pero ahora lo que preocupa es la inflación, y si el euro está débil el petróleo cuesta más caro porque se paga en dólares. Por eso, el último cortafuegos hacia la paridad sería el propio BCE.

Por el contrario, la cotización a la par entre el euro y el dólar sería una posibilidad muy real si se acelerasen las tensiones en Ucrania, añadieron las fuentes consultadas. Pero esto no es lo que está descontando el mercado.

Publicidad

“Ahora estamos probando los mínimos de la era de la pandemia, y los gráficos se ven francamente feos”, dijo Ray Attrill, jefe de estrategia en National Australia Bank. “Es difícil ser optimista sobre cualquier cese temprano de las hostilidades rusas en Ucrania”, apuntó.

● Añada las noticias de finanzas.com a sus redes sociales: Twitter | Facebook | Linkedin | Flipboard. También en su app de mensajería: Telegram

En portada
Publicidad
Noticias de