Biden estrecha el cerco fiscal sobre el bitcoin y lastra su recuperación

La Administración Biden obligará a informar sobre las operaciones con criptomonedas superiores a los 10.000 dólares

La volatilidad regresó al bitcoin y a los mercados de criptomonedas, que perdieron buena parte de los avances cosechados este jueves. La nueva propuesta fiscal de la Administración Biden para regular las criptodivisas lastró al mercado.

Mientras los inversores intentaban encajar el desplome tras el veto de China a las divisas digitales, la Administración Biden desveló sus planes para estrechar el cerco fiscal a estos activos.

Publicidad

Un movimiento de este estilo, más fiscalizador, era lo que esperaban los expertos. Así lo explicaron en el reportaje de INVERSIÓN que analizó la guerra que libran el bitcoin y el ether para dominar el mercado.

La noticia volvió a meter al bitcoin en la lucha por los 40.000 dólares. El rebote está cogido con alfileres y los analistas consideran que la moneda deber recuperar este nivel para tener opciones de seguir recuperando posiciones.

El Tesoro obligará a reportar las operaciones superiores a 10.000 dólares

En concreto, el Tesoro de los Estados Unidos aclaró que la propuesta de la Administración Biden para fortalecer el cumplimiento fiscal incluye la obligación de reportar al fisco las transferencias superiores a los 10.000 dólares.

Al igual que con las transacciones en efectivo, también se informará sobre las empresas que reciben criptoactivos con un valor de mercado de más de 10,000 dólares", dijo el Departamento del Tesoro.

Publicidad
Publicidad

El organismo dejó claro que la presentación de informes completos es necesaria "para minimizar los incentivos y la oportunidad de desplazar los ingresos fuera del nuevo régimen de presentación de informes".

El año pasado, el fisco estadounidense añadió un apartado sobre criptomonedas en el formulario 1040, la declaración de impuestos individual, en un esfuerzo para tener más visibilidad de las transacciones de moneda virtual.

El objetivo es evitar la evasión de impuestos

Además, la Administración Biden está pidiendo a los bancos  que informen sobre los movimientos de las cuentas de sus clientes. El objetivo no es otro que incrementar la recaudación fiscal y poner coto a la evasión de impuestos.

“La criptomoneda ya plantea un problema de detección significativo al facilitar la actividad ilegal en general, incluida la evasión de impuestos", dijo el Tesoro.

Todas estas noticias cayeron en el mercado como un jarro de agua fría. Las dos grandes potencias mundiales, China y los Estados Unidos, han dejado clara su intención de vigilar de cerca el mercado criptográfico.

Publicidad

En el caso del gigante asiático, las medidas han ido directamente a la prohibición. Las monedas digitales “no son dinero”, dijo el Banco Popular de China. Así que no se pueden hacer transacciones con ellas.

Se complica la recuperación del bitcoin

Con este telón de fondo, la cotización del bitcoin llegó a tocar mínimos este viernes en los 39.200 dólares. Posteriormente recuperó el aliento y trata de amarrar los 41.000 dólares.

Para los recién llegados al mercado, este arco de precios tan volátiles puede parecer sorprendente. Pero lo cierto es que esta es la verdadera naturaleza del bitcoin.

El problema es que muchos inversores hayan podido perder la fe. Estos días, “no se puede mantener a un buen comprador por mucho tiempo en los mercados, y las criptomonedas no son diferentes”, dijo Jeffrey Halley, analista de Oanda.

Publicidad

En opinión de este experto, "la liquidación masiva de ayer habrá reducido las filas de creyentes".

Para los analistas de IG, habrá oportunidad de compra en el bitcoin si la moneda cierra el día por encima de los 42.000 dólares. La clave está en mantener los 40.000 dólares, un nivel de fuerte lucha entre oferta y demanda.

El ether sale de mínimos y recupera niveles importantes

La tormenta que se desató en el mercado también se llevó por delante al ether. En su caso, el desplome llegó a ser más violento, del 40%, con lo que perdió el soporte psicológico de los 2.000 dólares.

Sin embargo, se notó que los inversores institucionales ya habían apostado por la moneda de la red Ethereum, entre ellos la gurú Cathie Wood, y la moneda pudo salir pronto de mínimos.

“La fuerte entrada de compras impulsó a la criptodivisa hasta los 3.000 dólares” este jueves y hoy “se mantiene sobre los 2.500 dólares, nivel importante para los operadores”, explicaron los analistas de IG.

Publicidad
En portada
Publicidad
Noticias de