Bitcoin. Aún es pronto para pensar en el fin de la tendencia bajista

La falta de reacción de los inversores institucionales tras el veto de China complica la remontada del bitcoin

El bitcoin volvió a vivir un fin de semana negro, marcado por la fuerte volatilidad y las caídas. La moneda llegó a tocar los 31.100 dólares antes de rebotar este lunes hasta los 36.600 dólares.

Desde los máximos de este año, la caída superó en algunos momentos el 50%, una volatilidad extrema que quizás asombre a los recién llegados pero que ha sido la seña de identidad del bitcoin durante toda su historia.

En la guerra de critpodivisas que libra con el bitcoin, tampoco salió bien parado el ether, que se desplomó más del 10% y llegó a perder la cota psicológica de los 2.000 dólares. Esto supone igualmente un desplome superior al 50% desde máximos.

La tormenta en el mercado criptográfico arrastró igualmente a Coinbase, el bróker líder de criptodivisas en los Estados Unidos, que pierde más del 30% desde que salió a bolsa a mediados de abril. Casi el 60% de sus ingresos depende del bitcoin y del ether.

China propone la represión del bitcoin

Los analistas tratan de encajar el puzle y comprender qué es lo que ha pasado. Elon Musk abrió la caja de los truenos cuando anunció que Tesla no aceptaría bitcoins y cargó posteriormente contra el consumo energético de la minería. Posteriormente tuvo que desmentir que vendiera la moneda.

Este fin de semana, en otro de sus famosos giros de opinión, Musk trató de insuflar ánimos al mercado tras afirmar que apoya a las criptomonedas en su batalla contra el dinero fiduciario.  

Publicidad
Publicidad

Sin embargo, el verdadero problema llega desde China. El gigante asiático ha declarado la guerra contras las criptodivisas y los mineros, después de instar a las instituciones financieras a no aceptar este dinero digital como forma de pago.

Es necesario "tomar medidas enérgicas contra el comportamiento de la minería y el comercio de bitcoin, y prevenir resueltamente la transmisión de riesgos individuales al campo social", dijeron el viernes las autoridades chinas. En el mercado se habla ya de represión.

Aún es pronto para hablar del final de la tendencia bajista del bitcoin

Tal y como explicó finanzas.com, en estas condiciones el rebote estaba cogido con alfileres. Y la situación no ha cambiado mucho.

“Es demasiado pronto para declarar el final de la reciente tendencia bajista del bitcoin", explicaron los estrategas JPMorgan. Citaron las señales de impulso y la falta de compra entre los fondos.

El problema, como señalaron en Goldman Sachs, es que todos estos cambios extremos dificultan que las criptodivisas sigan desarrollando su atractivo para seducir a los inversores institucionales.

Publicidad

La fuerte volatilidad puede ser un gran desafío, explicaron estos expertos, pero no solo esto. También tiene en mente la creciente rivalidad del ether.

Otras casas de análisis, como Medley Global Advisors, están planteando ya escenarios más extremos. Por ejemplo, la posibilidad de que el bitcoin caiga hasta los 20.000 dólares y los efectos secundarios que este desplome generaría.

Los inversores ya sienten el dolor por las pérdidas en el bitcoin

Todo se complica porque hasta hace poco más de una semana, el panorama no podía pintar mejor. Pero el giro de China, en gran parte motivado para proteger al yuan digital, ha puesto a muchos inversores frente a la dolorosa realidad de los números rojos.

Un reciente informe de la firma de ‘blockhain’ Chainalysis mostró que más de la mitad de los 410.000 millones de dólares que se gastaron en la compra de las tenencias actuales de bitcoin ocurrieron en los últimos 12 meses.

Publicidad

Aproximadamente la cuarta parte de esta cantidad, unos 110.000 millones de dólares, se gastaron en comprar a un coste promedio de menos de 36.000 dólares por moneda.

Eso significa que tres cuartas partes de las inversiones no generan ganancias a menos que la moneda se cotice a más de 36.000 dólares. Para muchos de estos inversores, fue un drama ver cómo los precios se desplomaron a los 31.000 dólares.

En portada
Publicidad
Noticias de