Lagarde anestesia las bolsas

La decisión del BCE de no modificar su hoja de ruta paraliza los movimientos de los índices bursátiles

La presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, fue contundente en la rueda de prensa posterior a la decisión del Consejo de Gobierno. “La economía europea se reabre gradualmente”, señaló pero todavía los riesgos persisten. 

Lagarde también quiso cerrar el debate sobre el tapering y la inflación y especifió que “si bien es cierto que la inflación seguirá subiendo de manera gradual hasta final de años, volverá a descender en 2022”. 

Publicidad

“La inflación disminuirá a medida que desaparezcan los factores temporales”, insistió, a la vez que recordaba que la inflación general se sitúa por debajo del objetivo del organismo y que la subyacente sigue siendo moderada. Además, confía que la subida del euro amortigüe las presiones inflacionistas.

También descartó una subida de los tipos, ya que “podrían endurecer las condiciones de financiación”.

Durante la rueda de prensa, el BCE actualizó las previsiones macro y de inflación para los dos próximos ejercicios. Prevé un crecimiento del PIB en 2022 del 4,7 por ciento (frente al 4,1 por ciento en marzo) y para 2023 del 2,1 por ciento, sin cambios.

En cuanto a la inflación subyacente aumentará un 1,1 por ciento en 2021, un 1,3 por ciento en 2022 y un 1,4 por ciento en 2023

Publicidad
Publicidad

La inflación escalará hasta el 1,9 por ciento a finales de año, para bajar al 1,5 por ciento en 2022 y al 1,4 por ciento en 2023.

El BCE mantiene intacto su programa de compras

Antes de la rueda de prensa, el BCE dio a conocer la decisión del Consejo de Gobierno. El organismo dejó inalterados los tipos de interés, que están en el 0% desde marzo de 2016.

Asimismo, el BCE confirmó que el PEPP (el programa de compras pandémico) aumentará el volumen de compras de manera significativa respecto al primer semestre de 2020, con lo cual, el máximo responsable de la política monetaria de la región deja caer que podría aumentar el volumen de compras a partir del tercer trimestre de 2021.

El BCE señaló que mtendría el programa “hasta al menos hasta el final de marzo de 2022 y, en cualquier caso, hasta que considere que la fase de crisis del coronavirus ha concluido”.

Asimismo, el Consejo de Gobierno comprará con flexibilidad en función de las condiciones del mercado y con vistas a evitar un endurecimiento de las condiciones de financiación que sea incompatible con la lucha contra el impacto a la baja de la pandemia sobre la trayectoria prevista de la inflación.

Publicidad
En portada
Publicidad
Noticias de