La riqueza de las familias cae un 2% por la pandemia

El impacto del virus en sus inversiones en bolsa lastró la foto final de 2020

La riqueza financiera neta de las familias y las entidades españolas sin ánimo de lucro (ISFLSH), que se mide por la diferencia entre los ahorros que guardan y las deudas que tienen, cayó un 1,9% en 2020 como consecuencia de los efectos de la pandemia.

De esta manera, se situó en 1.590 millones de euros a finales del cuarto trimestre del año. 

Publicidad

En relación con el PIB, los activos financieros netos representaron el 141,8%, ratio que es 11,6 puntos superior a la de un año antes debido, especialmente, al retroceso del PIB, según publica el Banco de España.

Aumenta el dinero en efectivo

Los activos financieros de ambos alcanzaron a finales del cuarto trimestre de 2020 un importe total de 2.347 millones de euros, un 1,7 % inferior al de un año antes. 

Esta disminución se explica como consecuencia de las caídas de los mercados, que azotaron la primera parte del año como consecuencia de las restricciones y los confinamientos.

A pesar del rally final que vivió la Bolsa gracias a las noticias sobre las vacunas, familias y empresas registraron unas revalorizaciones netas negativas, de -118,1 millones de euros.

Publicidad
Publicidad

Por componentes, el grueso de los activos financieros de los hogares se encontraba en efectivo y depósitos (el 42 % del total), seguido de participaciones en el capital (23 %), seguros y fondos de pensiones (17 %) y participaciones en fondos de inversión (15 %). 

El componente de efectivo y depósitos fue el que más incrementó su peso en los activos financieros de los hogares (en 3,8 puntos) con respecto a un año antes, mientras que el peso de las participaciones en el capital (acciones) fue el que más cayó (-5,2 puntos) como resultado, fundamentalmente, del componente de revalorizaciones, que fue negativo. 

Las participaciones en fondos de inversión y planes de pensiones apenas registraron incrementos positivos, con una revalorización del 0,4% y del 0,3% respectivamente.

Evolución de la deuda

De acuerdo con los datos del Banco de España, la deuda consolidada de las empresas y de los hogares alcanzó 1.653 millones de euros en el cuarto trimestre de 2020 (147,4 % del PIB), un 2,5% por encima de los 1.612 millones registrados un año antes (129,5 % del PIB). 

El repunte de la ratio de endeudamiento sobre PIB se debio, sobre todo, al descenso del PIB y, en menor medida, al aumento de la deuda. 

Publicidad

Aquí vemos un comportamiento dispar ya que las sociedades no financieras captaron financiación nueva equivalente al 4,6% del PIB, mientras que los hogares, aprovecharon la coyuntura para reducir deuda por un importe total del 0,4% del PIB.

En portada
Publicidad
Noticias de