El impacto de la tercera ola condiciona la recuperación

Los expertos creen que es pronto para revisar las estimaciones para 2021 pero no esconden que el inicio del año ha sido peor de lo esperado

La virulencia de la tercera ola de coronavirus ha frenado el optimismo generado por los avances en el campo de las vacunas desatado a finales del ejercicio pasado.

El ritmo de los contagios ha subido tanto y tan rápido en Europa y los Estados Unidos, que los gobiernos se han visto obligados a adoptar medidas de confinamiento duro sin un horizonte temporal claro, lo que amenaza con condicionar las perspectivas tan optimistas de recuperación que había al final del año pasado.

El comportamiento del mercado es un reflejo de que las dudas van ganando terreno entre los inversores, hasta ahora alcistas.

Así, estos vendían las acciones más afectadas por las medidas de distanciamiento social a finales de esta semana, tan solo días después de que la bolsa mundial tocara máximos históricos coincidiendo con la llegada de Joe Biden a la Casa Blanca.

A esta incertidumbre contribuyeron las declaraciones efectuadas por la presidenta del BCE, Christine Lagarde, quien el jueves comentó que la pandemia continúa presionando y generando riesgos importantes para las economías europeas.          

Un efecto negativo limitado en el tiempo

Si bien, algunos expertos creen que el efecto negativo de esta tercera ola va a estar limitado a los primeros meses del ejercicio y siguen confiando en que el conjunto del año será positivo para las economías en general.

“Este inicio de año es peor de lo que se esperaba, porque se pensaba que la llegada de las vacunas iría mitigando el efecto del coronavirus. Pero todavía es pronto para revisar el año y pensar que va a ser peor de lo esperado”, dijo recientemente Rosa Duce, economista jefe de Deutsche Bank, durante el encuentro 'Invertir en un mundo diferente', organizado por la revista Inversión y ofrecido en streaming por finanzas.com.

Publicidad

“No será a lo mejor en enero, ni en febrero, ni en abril, ni en mayo, pero a medida que se vaya vacunando, la situación económica tiene que mejorar. De aquí a un año vista la economía mundial va a repuntar y repuntará también la española”, añadió Duce.

Publicidad

En la misma línea se expresó durante el mismo acto Juanma Jiménez, vicepresidente ejecutivo de Pimco Iberia: “Es cierto que todos esperábamos una vida nueva al acabar 2020 y eso no ha sido así porque todo lleva una transición. Pero somos optimistas con 2021”.

¿De qué dependerá el ritmo de la recuperación?

A juicio de estos dos expertos, el ritmo de la recuperación dependerá de la velocidad de vacunación, de la virulencia y duración de esta tercera ola y de otros factores que invitan al optimismo como la llegada de Biden a la Casa Blanca, con un imponente paquete de estímulos fiscales bajo el brazo.

“Esto es un chute a la economía que debería permitir que Estados Unidos crezca mucho”, apuntó Duce a este respecto.

Publicidad

Si bien, reconoció que la situación de España no va a ser tan halagüeña como la de Estados Unidos. “En 2020, los sectores más afectados fueron aquellos en los que España está más especializada y, por eso, lo hizo peor”, dijo.

“El problema que tenemos en España es que esos sectores van a ser los últimos en recuperarse porque volver a ver al turismo en los niveles previos a la pandemia va a llevar mucho más tiempo. De hecho, se espera que la economía americana alcance niveles previos a la pandemia a finales de 2021; Europa lo hará en 2022 y a España no le tocará el turno hasta 2023, como pronto”, apostilló esta experta.

El problema de los valores turísticos españoles

Precisamente, un misil ha impactado recientemente en la línea de flotación de estos sectores más impactados por la pandemia.

Publicidad

Se trata de la recomendación del Gobierno británico a sus ciudadanos para que no reserven aún sus vacaciones de verano.

El aviso lo lanzó el primer ministro británico, Boris Johnson, al ser preguntado sobre la evolución del virus en el Reino Unido. Dijo que las restricciones a la movilidad podrían mantenerse hasta el verano ya que la nueva cepa “es mucho más contagiosa”.

Los comentarios de Johnson introducen unas perspectivas mucho más pesimistas para el sector turístico español. En concreto, hace unos días se esperaban medidas de apertura en el Reino Unido (primer mercado del turismo español) para mediados de marzo o abril, pero la realidad podría ser mucho más dura.

La sombra de un nuevo confinamiento es muy alargada

Además, los analistas de Renta 4 Banco no descartan que las restricciones se extiendan a otros países, lo que “podría llegar a comprometer la campaña de verano”. Aunque esto en última instancia dependerá del ritmo de vacunación, dicen.

En ese sentido, la mala noticia es que “los objetivos de vacunación no se están cumpliendo y esto podría aumentar el interés de los inversores por materializar beneficios”, apuntan por su parte los analistas de IG.

En portada

Noticias de