El Gobierno promete a Bruselas subir los impuestos en 500 millones si el déficit se desvía

Recurrirá a fiscalidad medioambiental para lograr 300 millones y al tributo sobre bebidas azucaradas para otros 200, según el Plan de Estabilidad