El Brexit, China y los aranceles a la UE tiñen de rojo al Ibex que cae un 0,11%

La incertidumbre provocada por la votación del Parlamento británico sobre el Brexit que tendrá lugar mañana, el frenazo en el crecimiento de la economía china y la entrada en vigor de los aranceles impuestos por Estados Unidos a la UE han llevado a los principales selectivos europeos a cotizar en rojo. El Ibex ha caído en la sesión un 0,11%, hasta frenarse en los 9.329 puntos. En la semana ha sumado un 0,6%.

La incertidumbre provocada por la votación del Parlamento británico sobre el Brexit que tendrá lugar mañana, el frenazo en el crecimiento de la economía china y la entrada en vigor de los aranceles impuestos por Estados Unidos a la UE han llevado a los principales selectivos europeos a cotizar en rojo. El Ibex ha caído en la sesión un 0,11%, hasta frenarse en los 9.329 puntos. En la semana ha sumado un 0,6%.

La caída en las bolsas europeas ha sido generalizada. El índice que más se ha dejado ha sido el Cac 40 de París, que ha perdido un 0,65% lastrado por Renault tras anunciar que ha reducido sus previsiones de ventas para este año debido al freno del sector automovilístico. La compañía gala ha informado de que sus ventas pueden caer entre un 3 y un 4% en 2019. Le seguían el FTSE 100 de Londres, que se ha desinflado un 0,44%; el FTSE Mib de Milán, que se ha dejado un 0,24%, y el Dax 30 de Fráncfort con un descenso del 0,17%.

En el parqué español Ence ha encabezado los avances con un crecimiento del 2,14%, seguida por Endesa que ha remontado un 1,24%; BBVA, con una subida del 1,09%; Red Eléctrica, que lo ha hecho un 0,98%, y ArcelorMittal, con un 0,83%.

El farolillo rojo de la sesión ha sido Cie Automotive, que ha caído un 4,53% debido a que uno de sus principales clientes, Renault, ha recortado sus expectativas de ingresos y beneficios anuales. Le seguían Meliá, que se ha dejado un 4,11%; MásMóvil (-2,42%), Amadeus (-1,86%), y Aena (-1,78%).

La decisión de los inversores de deshacerse de 'papel' ha estado motivada, entre otras razones, por la inquietud que han provocado los datos de crecimiento económico de China del tercer trimestre que han sido peor de lo previsto por los analistas. Su PIB subió un 6% interanual entre julio y septiembre, se trata de la peor cifra trimestral desde que se empezaron a registrar estos datos en 1992. No obstante, estas pérdidas se han visto limitadas por la esperanza de que Pekín intensifique el estímulo para impulsar la economía en medio de la guerra comercial con Estados Unidos.

Otra de las razones que ha sembrado la cautela en los mercados ha sido la incógnita de si se producirá un Brexit duro o blando, que sigue latente a la espera de que el Parlamento británico apoye o no el acuerdo alcanzado entre la UE y el Gobierno británico en la votación que se celebrará mañana sábado. A estos dos factores se suma la entrada en vigor, en la medianoche del jueves, de los aranceles impuestos por Estados Unidos por valor de 7.500 millones de dólares a productos de la UE. Los aranceles costarán a España un 12% de sus ventas en EE. UU..

A estas incertidumbres se suman en nuestro país las provocadas por las próximas elecciones generales y por las revueltas producidas en Cataluña tras la sentencia del procés. 

En clave local, en el mercado de deuda, la prima de riesgo española se ha colocado en 62 puntos básicos, con la rentabilidad exigida al bono a diez años en el 0,24%. En el mercado de divisas el euro consolida los 1,11 dólares alcanzados en la sesión del jueves y en el de materias primas el precio del petróleo ha bajado ligeramente. El barril de Brent roza los 60 dólares, y el del West Texas, de referencia en Estados Unidos, se ha pagado a 53 dólares. El oro cotizó plano a 1.491 dólares la onza.

Publicidad
Publicidad
En portada

Noticias de