El Banco de España matiza: Reformar las pensiones no implica bajarlas

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, ha urgido a acometer una reforma de pensiones que permita[…]

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, ha urgido a acometer una reforma de pensiones que permita la "sostenibilidad financiera" y garantizar la "equidad intergeneracional", un cambio que, en su opinión, no implican necesariamente tener que bajarlas.

"Depende de cómo se acometan se puede hacer de una forma u otra", dijo en declaraciones a los periodistas después de que el Consejo de Gobierno de la entidad aprobase en Oviedo el informe anual de 2018, un documento que reclama al futuro Gobierno que haga una reforma de pensiones de calado para hacer frente al aumento de la edad media de la población, tocando ingresos y gastos.

Momentos antes de impartir en la Universidad de Oviedo una conferencia sobre la "Situación y perspectivas de la Economía española", ha señalado que el texto pone de manifiesto los retos que el envejecimiento poblacional suponen para el sistema de pensiones español, un asunto que "todos los analistas de la cuestión han enfatizado en muchas ocasiones".

"Se ilustra con el hecho de que la tasa de dependencia de la economía española se va a prácticamente duplicar de acuerdo con todas las predicciones disponibles", ha incidido.

Por ello, ha manifestado la importancia de que "cuanto antes se haga la reforma que permita esa sostenibilidad financiera y la equidad intergeneracional, mejor".

Según ha manifestado, esta reforma de calado para hacer frente al aumento de la edad de jubilación se puede acometer modificando ingresos, gastos o "una combinación de ambas".

Preguntado sobre si son necesarias más fusiones bancarias, ha recordado que el Banco de España solo ejerce un papel "supervisor", dado que son las entidades financieras las que "tienen que analizar cuáles son los distintos retos que enfrentan"

"En algunos casos les puede llevar a la decisión de que las fusiones puede ser la adecuada", ha abundado.

Publicidad
Publicidad

Por otro lado, ha destacado que, durante el primer trimestre del año, el crecimiento de la economía ha sido del 0,7 por ciento, un incremento "ligeramente más positivo" que lo previsto por el Banco de España, que lo fijó en un 0,6.

Hernández de Cos ha incidido, además, en que la economía española ha aguantado mejor la desaceleración económica que los países de su entorno y que, en buena medida, ese comportamiento positivo de la economía española se debe a la buena evolución registrada por la demanda interna.

A ello ha ayudado una política presupuestaria "claramente expansiva", con efectos positivos a corto plazo pero no tanto a medio y largo plazo, y el aumento del consumo privado de las familias, pero también a costa de una caída de la tasa de ahorro, que ha bajado a mínimos históricos.

Publicidad

De cara al futuro, ha incidido en que es preciso abordar una reducción de la deuda pública, llevar a cabo un proceso de consolidación fiscal, conseguir un superávit por cuenta corriente durante un período prolongado para reducir el endeudamiento exterior, superar las disfuncionalidades del mercado de trabajo y aumentar la productividad.

En portada

Noticias de