Sindicatos y Banco Santander mejoran condiciones laborales por fusión Popular

Los sindicatos y Banco Santander han acordado mejoras laborales para todos los trabajadores del grupo financiero en la negociación para la integración de los empleados del grupo Banco Popular (incluida la plantilla de Banco Pastor), según ha podido saber Efe de fuentes financieras.

Este acuerdo entrará en vigor y será efectivo una vez concluya la integración jurídica del Popular en el Grupo Santander, prevista para finales de este año.

Desde la entidad apuntan a que este acuerdo supone un "avance" en la integración del Popular en el Santander (cuando fue comprado hace más de un año el Popular tenía cerca de 11.000 trabajadores) por la "convergencia de las condiciones de trabajo", además de señalar que se "mejoran algunas de las condiciones que ya estaban vigentes en ambas entidades".

Dentro del acuerdo alcanzado, desde Banco Santander resaltan que la entidad amplía el permiso de paternidad de sus empleados hasta seis semanas (dos semanas más que lo marcado anteriormente), a fin de fomentar "la corresponsabilidad de los padres en la atención de necesidades familiares".

En el aspecto de los permisos por maternidad o paternidad, en el acuerdo se marca que las trabajadoras por lactancia de un hijo menor de 9 meses, tendrán derecho a una hora de ausencia del trabajo, que podrán dividir en dos partes para "utilizar una al principio y otra al final de la jornada de trabajo".

Aunque ese derecho podrá sustituirse por una reducción de jornada de una hora, al inicio o al final, o un período de licencia retribuida de hasta 12 días laborables a continuación de la finalización del descanso maternal y podrá ser disfrutado por el padre o la madre.

Y, respecto al permiso de paternidad, el trabajador tendrá derecho a "la suspensión del contrato por paternidad" durante cuatro semanas ininterrumpidas, mientras que, adicionalmente, se establece un período añadido de "permiso retribuido" de dos semanas de duración, con un total de seis semanas.

Por otro lado, "se tendrá derecho" a adaptar la duración y distribución de la jornada para hacer efectivo "el derecho a la conciliación, con medidas de flexibilidad horaria, reducción de jornada, vacaciones, licencias no retribuidas u horarios especiales".

Además, "se reconoce el derecho" de sus empleados a no responder a correos electrónicos o mensajes profesionales fuera de su horario de trabajo y, además, se compromete con las representaciones sindicales una serie de criterios para la ordenación racional del tiempo laboral.

Asimismo, en el apartado de horario de las oficinas, el acuerdo establece que algunas "figuras comerciales" tendrán un horario partido para trabajar por la tarde al menos dos veces a la semana y un mínimo de 100 al año, con el fin "de adecuar los horarios de atención al cliente".

"En principio", este punto afectará a las 500 "oficinas Smart" que tiene la entidad y llegará a las 1.000 que tiene previsto el banco y dichos ajustes entrarán en vigor a partir de septiembre.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.