Retrasos de 50 minutos y un seguimiento del 100 % en la huelga de Irubus

El comité de empresa de la compañía Irubus, del Grupo ALSA, que conecta Madrid capital con la sierra oeste, ha cifrado en un seguimiento del 100 % la segunda jornada de huelga, que ha tenido retrasos de 50 minutos en su comienzo.

Un portavoz sindical ha explicado a Efe que el comienzo de los servicios mínimos se demoró cerca de "45 ó 50 minutos" debido a la ausencia de llaves de los vehículos, lo que provocó la salida tardía de los autobuses. "Se lo hemos comunicado a la empresa", ha añadido.

Al hilo de esto, ha informado que estos retrasos "no han sido por piquetes ni por decisiones del comité" sino por "problemas de la empresa".

Esta huelga está afectado a un total de "15.000 usuarios diarios, de las veintiséis líneas que cubren habitualmente estos municipios", como recalcó la compañía.

En la primera jornada de ayer la empresa denunció "irresponsables e injustificables actos de vandalismo y rotura de lunas que se han producido desde que comenzó el conflicto, y que ponen en serio riesgo la seguridad de viajeros y empleados, además de provocar la inutilización de vehículos para la normal prestación de los servicios".

Irubus tiene una plantilla de 130 personas que en su mayoría se dedican a la conducción de autobuses en el servicio de transporte de viajeros de veintiséis localidades de la sierra oeste y las conexiones con Madrid capital.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.